La Fiscalía pide 6,5 años de cárcel por vertidos ilegales

M.Rodríguez
-
La Fiscalía pide 6,5 años de cárcel por vertidos ilegales

La Fiscalía de Valladolid pide hasta 6,5 años de cárcel para el administrador y el encargado de Bicoe por vertidos ilegales en tierras de municipios de la comarca de Medina del Campo

El representante legal de Biocompostajes Españoles SL (BICOE), ubicada en Velascálvaro (Valladolid) y dedicada al compostaje de lodos de depuración, Jesús Ignacio G.P, y el encargado de la planta, Santiago R.G, se exponen a condenas de entre dos y seis años y medio de prisión con motivo de la actividad contaminante que, presuntamente, dichas instalaciones han mantenido al menos desde 2013 con sus vertidos incontrolados en municipios de la comarca de Medina del Campo.

Así se desprende de los escritos de calificación provisional formulados por la Fiscalía de Valladolid, la acusación particular ejercida por un vecino de Bobadilla del Campo y antiguo socio de la mercantil, Adolfo R, y la acusación popular representada por la organización de consumidores Facua, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La petición más benigna es la realizada por la fiscal del caso, que tipifica los hechos como delito continuado contra el medio ambiente y pide penas de dos años para cada uno de los encausados, multas de 7.200 euros y la prohibición por dos años para oficio o profesión relacionados con la gestión de residuos, así como una multa de 36.500 euros a Biocompostajes y el cierre de sus instalaciones en Velascálvaro por un tiempo de tres años.

Por su parte, el particular personado también en la causa imputa a los dos procesados y Bicoe un delito contra el medio ambiente y otro de vertedero ilegal y pide penas de cuatro años y medio, multas por importe global de más de 114.000 euros e inhabilitación para profesión u oficio en gestión de residuos durante dos años, mientras que Facua--acusa de delito contra el medio ambiente, daños en espacio natural protegido y otro de daños--eleva las peticiones a seis años y medio de privación de libertad, inhabilitación por dos años y multas por importe conjunto de 75.000 euros.

UN MILLÓN A CADA MUNICIPIO AFECTADO

Pero a mayores, Facua solicita que los acusados, junto con Bicoe, indemnicen conjuntamente y de forma solidaria a cada uno de los municipios afectados, Cervillego de la Cruz, Rubí de Bracamonte, Fuente el Sol y Velascálvaro, con un millón de euros por el daño moral simbólico ocasionado en la vida cotidiana y la intimidad de los domicilios de sus habitantes durante años.

En el caso de las acusaciones particular y popular, su personación se encuentra recurrida en reposición por los acusados ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Medina del Campo, que aún no ha resuelto dicha cuestión.

La causa es fruto de las investigaciones realizadas a raíz de distintas denuncias de Ecologistas en Acción y otros colectivos--figuran Facua como acusación popular y un vecino como particular--contra la planta de Bicoe que cuenta con dos balsas de pluviales en su exterior que deberían tener agua limpia y que, según sostienen las acusaciones, fueron utilizadas para depositar residuos que, a continuación y sin tratamiento alguno, se transportaban fuera de la planta en camiones y vertían en distintas parcelas.

Dado además que las balsas se encuentran comunicadas, al encontrarse
siempre llenas, por motivo de las lluvias y porque dicho agua se viene utilizando para regar las pilas de maduración y túneles de fermentación, se produjeron vertidos incontrolados sobre el terreno de la mercantil y sobre las parcelas colindantes, concretamente sobre la 2 del polígono 3 de Velascálvaro, que las acusaciones consideran intencionados al poner en marcha las bombas los acusados para deshacerse de los residuos tóxicos.

Dichos vertidos se vieron agravados en las épocas de fuertes lluvias por arrastre de los residuos que se depositan en los patios de Biocompostajes Españoles S.L., en los que desde finales del año 2015 y principios del año 2016 no se lleva a cabo la tunelación ni tratamiento alguno.

Tales aguas residuales, vertidas sin autorización, son contaminantes y susceptibles de contaminar las aguas subterráneas del dominio
público hidráulico al presentar una alta concentración de materia orgánica (DB05, DQO...), amonio, nitrógeno total, sales y diferentes metales (aluminio, hierro..).

TRANSPORTE EN CAMIONES POR LA NOCHE

Asimismo, se imputa a Biocompostajes Españoles S.L. el haber procedido al transporte y posterior vertido no autorizado, en ocasiones en horario nocturno, mediante camiones cisterna de las aguas residuales, no tratadas existentes en sus balsas, concretamente en una finca privada sita en el Paraje 'Malascarnes', a 4 kilómetros de Medina del Campo, así como en una balsa del polígono 8 de la villa medinense, en otra parcela de la misma localidad y en otras tres del polígono 15 de Rueda, y ello con el riesgo que plantea la permeabilidad media-alta del terreno afectado.

Como consecuencia de estas actuaciones, las localidades de Cervillego de la Cruz, Rubí de Bracamonte y Fuente el sol se ven expuestas a olores de putrefacción que se incrementan durante la noche.

De toda esta actividad dan buena muestra las numerosas denuncias formuladas por el Seprona, la Confederación Hidrográfica del Duero y Medio Ambiente que han dado lugar a la apertura de distintos expedientes administrativos con sanciones de miles de euros, aún en suspenso a la espera del resultado de la presente vía penal.

Uno de los acusadores en este proceso, el vecino de Bobadilla del Campo Adolfo R, casualmente antiguo socio de la mercantil ahora bajo investigación judicial, lamentó en su día que la planta que ayudó a construir tuvo un funcionamiento "modélico" entre 2009 y 2013, hasta que en la misma entraron nuevos socios que "abandonaron el proceso de tunelación y han convertido actualmente a las instalaciones en un "auténtico vertedero de compost".

En concreto, el acusador, cuya finca colindante con la planta se ha visto afectada por estos vertidos, explicó que la empresa cuenta con autorización para el tratado por fermentación--en un túnel cerrado con ventilación aeróbica--de los residuos no peligrosos procedentes de la industria alimentaria, mataderos y subproductos de animales (sangre y vísceras), de los que se obtenía un compost de alta calidad para la agricultura.

Sin embargo, sostiene que con la llegada de los nuevos socios se dejó de reciclar y la actividad se limitó al almacenado de los residuos en las balsas y tierras de la planta, así como al vertido de los mismos de forma incontrolada, con el añadido de que tal actuación se habría producido en el espacio geográfico RED Natura 2000 ZEPA ES000204 'Tierra de Campiñas'.

Imprimir