Las rutas del vino "son publicidad las unas para las otras"

Ical
-
Las rutas del vino "son publicidad las unas para las otras"

La presidenta de la Asociación Española de Pequeñas y Medianas Ciudades Vitivinícolas (Acevin), Rosa Melchor, afirma que las 28 Rutas del Vino que existen en España se apoyan porque "el que visita una repite luego en otra"

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y los presidentes de las tres Rutas del Vino Certificadas de la provincia, Inés Salas (Ruta del Vino de Cigales), Juan José Calvo (Ruta del Vino de Rueda) y Miguel Ángel Gayubo (Ruta del Vino de la Ribera del Duero), presentaron esta tarde en Madrid la oferta enoturística de la provincia a más de dos centenares de profesionales del sector, agentes de viajes, y prescriptores del sector y medios de comunicación.

La presidenta de la Ruta del Vino de Cigales, Inés Salas, intervino para detallar la oferta de este producto turístico que engloba a 12 municipios que cuentan, como gran atractivo, con 1200 bodegas subterráneas. “Nuestra sangre y nuestras costumbres están arraigadas” en torno al vino, dijo Salas, antes de asegurar que la Ruta del Vino de Cigales ha crecido en dos años el 50 por ciento en número de visitantes.

Aún así, dijo, el reto es dar un “salto de calidad” en la oferta, para lo que ya tienen preparadas para este 2019 varios hitos como la inauguración del Castillo de Fuensaldaña; la presentación del proyecto “Raíces del Vino” vinculado al turismo industrial que destacará los barrios de bodegas; el Castillo Encantado de Trigueros del Valle; el Aula de las Abejas del Cerrato en Valoria la Buena; los Senderos del Clarete y las jornadas gastronómicas “Tierra de Cigales”, entre otros.

Por su parte el presidente de la Ruta del Vino de Rueda, Juan José Calvo, destacó su ubicación geográfica “situada en pleno corazón de Castilla” y su “historia de once siglos”. La Ruta abarca 19 municipios y una mancomunidad que representa a más de 40 pueblos y que cuenta con120 socios entre los que se encuentran 30 bodegas “con cientos de kilómetros de galerías escondidas bajo nuestros pies”, restaurantes, establecimientos que se afanan en ofrecer un producto “vivo, fresco y con personalidad, como su vino”, dijo al respecto.

En lo que respecta a la Ruta del Vino Ribera del Duero, Miguel Ángel Gayubo, aseguró que “parecía que el enoturismo era una moda, pero ha venido para quedarse”. Según dijo, la Ruta que él representa, pretende convertir al visitante en un prescriptor a través de eventos y jornadas promocionales que desarrollan a lo largo del año en fechas estratégicas como Semana Santa, puentes y la vendimia.

A su juicio, lo importante no son tanto las cifras sino “la calidad de la oferta”. En este sentido señaló a su juicio, “las diferentes Rutas no son competencia sino un club que suma esfuerzos para ofrecer un turismo de calidad, que es por lo que tenemos que trabajar todos juntos”.

Publicidad mutua

Por su parte, la presidenta de la Asociación Española de Pequeñas y Medianas Ciudades Vitivinícolas ( Acevin), Rosa Melchor Quiralte, insistió en esa idea y dijo que las 28 Rutas del Vino que existen en España son “publicidad las unas para las otras” porque “el que visita una repite luego en otra”. Según dijo, las Rutas en su conjunto han ido creciendo constantemente en unas cifras que “nos dan un poco de vértigo, nos dan miedo”. Además destacó como “el enoturismo ha servido para asentar la población y crear empleo en zonas donde casi parecía imposible”.

Tras la presentación los prescriptores, profesionales y medios de comunicación tuvieron la oportunidad de participar en zona expositiva donde se instalaron 31 mesas - para bodegas y socios las tres Rutas del Vino y empresas especializadas del sector-, además de una zona para el desarrollo de ocho catas especializadas.