El futuro de Made se resolverá antes del 11 de marzo

R. Gris
-

Los trabajadores de Made negocian con el administrador concursal después de que haya emitido un informe favorable para la compra de la planta

El futuro de Made se resolverá antes del 11 de marzo - Foto: Jonatan Tajes

Buenas sensaciones. A cada paso dado dentro de la operación para cerrar la adquisición de Made por parte de la extremeña Imedexsa los trabajadores mejoran su opinión con respecto al éxito final de la compra. «Las sensaciones son cada vez mejores», comenta el presidente del Comité de Empresa, Án gel Santos. Los empleados están inmersos en la negociación con el administrador concursal para que siete compañeros que quedan fuera de los planes del comprador se vayan de la mejor forma posible. «Estamos negociando las condiciones de y es posible que algunos trabajadores pueden quedarse. Para el resto estamos intentando crear una bolsa de empleo para que pueden optar a un puesto en un futuro».  ?
El administrador concursal ha emitido un informe favorable a la operación de compraventa contra el que caben alegaciones por parte de las partes implicadas. Esta misma semana se ha cumplido el plazo para que se presenten y ahora será el juzgado el encargado de dilucidar su contenido. «El nuevo comprador puso como fecha tope de plaza para que la operación esté cerrada el 11 de marzo y ahora nos quedan tres semanas por delante para tenerlo todo preparado». 
El presidente destacó que ellos están negociando las condiciones de los trabajadores en un Expediente de Regulación de Empleo que se presentará a la Junta de Castilla y León. «71 personas se subrogarían a la nueva empresa con las condiciones del acuerdo».
Ahora, todo está pendiente de la decisión que tome el juzgado dando el visto bueno a la operación. «Estamos tranquilos porque después del informe favorable del administrador concursal. Ahora los plazos no son fijos, ya que dependen de las alegaciones presentadas por los acreedores y del juzgado. 
Sin embargo, desde el Comité de Empresa se muestran esperanzados debido a la buena predisposición de todas las partes. «Incluso estamos negociando que las cifras de trabajadores que se quedarían sin trabajo sean dos menos porque el inversor así nos lo ha pedido», comenta el presidente del Comité, quien tiene claro que el día 11 de marzo «tiene que estar todo cerrado» para que se produzca la aprobación por parte del juzgado «del traspaso de la unidad productiva de Medina del Campo» y que comience la actividad con el nuevo inversor.