La 'pelea' por la Diputación está en el alfoz

M.R.I./ R.G.
-
La 'pelea' por la Diputación está en el alfoz

La 'pelea' por la Diputación de Valladolid está en los grandes municipios y el alfoz, que suman casi el 90 por ciento de la población. Estos partidos judiciales son fundamentales para conseguir gobernar la institución

La batalla electoral provincial se centrará en recuperar la mayoría absoluta para gobernar en la Diputación, en el caso del Partido Popular, o conseguir una mayoría de izquierdas en el caso del PSOE. Las cuentas de los dos grandes partidos no difieren mucho de las que proyectan el papel que esperan jugar formaciones como Ciudadanos, Vox, Toma la Palabra o Podemos. Eso sí, PP y PSOE serán los únicos que presentarán candidaturas en todos los municipios, o al menos eso es su intención, ya que este objetivo no se ha cumplido siempre en procesos anteriores. Aunque el verdadero cuerpo a cuerpo electoral se librará en los grandes municipios y en alfoz, que concentran el 90 por ciento de la población, y de donde procederán la mayoría de los diputados provinciales. 
En la Diputación, a diferencia del Ayuntamiento de Valladolid y de otros municipios, no se perderá representación por la pérdida de población y se mantienen los 27 diputados. En el Partido Judicial de Medina de Rioseco se eligen tres y históricamente se han dividido en dos para el PP y uno para el PSOE. En estos comicios Toma la Palabra espera aumentar su representatividad en Tierra de Campos y Torozos, donde ha creado agrupaciones locales y está centrando gran parte de su trabajo. En esta zona también habrá candidaturas de Ciudadanos y Vox. En el caso del Partido Judicial de Medina del Campo son ocho los diputados los que están en juego. En los comicios de 2015 fueron cuatro para el PP y cuatro para el PSOE, pero aquí sí podrían darse cambios por la irrupción con fuerza de Ciudadanos y Vox, que pueden obtener representación en las localidades Medina, Olmedo o Nava del Rey. 
Aunque todos tienen claro que el resultado en la capital y los pueblos del área metropolitana será fundamental para definir el Pleno provincial y quién ocupará la Presidencia. El PP se muestra convencido de que obtendrá mayoría absoluta en la capital, lo que facilitaría gobernar de la misma forma en la institución provincial, pero también sostienen que la renovación de los candidatos del alfoz y el fichaje del alcalde de Arroyo, además de unos mejores resultados en Medina podría asegurarles la gobernabilidad, además de trata de «consolidar y mejorar» los resultados. «Valladolid será de las provincias que se comporte mejor porcentualmente en resultados dentro de Castilla y León. Se está trabajando a bloque para el desarrollo de nuestro proyecto», explica el secretario general del PP. Eso sí, los ‘populares’ no despejan la duda de si el actual presidente del partido repetirá como candidato a la institución. Una situación inédita explican que «porque los tiempos cambian», pero que no les preocupa.
Por su parte, el PSOE se muestran confiados en que un aumento de ediles tanto en Valladolid como en el alfoz les harán recuperar la institución provincial. La Dirección del partido se muestra confiada en que el trabajo «específico» que han desarrollado en este tiempo «pensando» en las elecciones con «responsables de comarcas» les dará buenos resultados. Además, consideran que «esta vez» les beneficiará estar en el Gobierno central. 
El efecto VOX se nota en la provincia, donde ya suman más de 500 afiliados, según su vicepresidente Jesús García-Conde. La formación tiene intención de presentar candidaturas en 25 o 30 municipios para llegar al 90% de la población, aunque todavía no hará públicos sus candidatos.
En la misma situación está Toma la Palabra, que está en pleno proceso de confluencia con Podemos y de Primarias, que se prolongará hasta mediados de marzo. Eso no impedirá que tengan la previsión de duplicar el número de candidaturas que presentaron en 2015 y llegar a las 60. Por su parte, Podemos ya ha realizado primarias, además de en Valladolid, en Cigales, Arroyo, La Cistérniga, Laguna y Medina del Campo.
 Ciudadanos, que ahora mismo es llave para la gobernabilidad de la Diputación, demorará la elección de sus candidatos casi hasta el límite legal porque aseguran que están centrados en la actividad institucional, aunque todo apunta a que presentará más candidaturas que en 2015 porque ya cuenta con 16 agrupaciones en Valladolid.