El Ayuntamiento asumirá la formación de sus policías locales

A. G. Mozo
-

La medida busca agilizar la reposición de los 83 agentes que se prejubilan este año, sin tener que esperar al curso anual que organiza la Junta. El acuerdo entre Vélez y el director de la Agencia de Protección Civil solo está a falta de «detalles»

Policías durante un curso en las instalaciones de la Jefatura de Policía Local de Valladolid. - Foto: J. TAJES

El Ayuntamiento de Valladolid y la Junta de Castilla y León tienen ya prácticamente cerrado el acuerdo para organizar en las instalaciones de la Jefatura de la Policía Local el curso de formación obligatorio para todos los nuevos agentes y que hará que el déficit del 18 por ciento en la plantilla provocado por la oleada de prejubilaciones de este año (83, 50 de ellos durante este primer trimestre) se vea reducido, sino en número, sí en tiempo; de tener que esperar hasta el otoño de 2020 para completar los equipos, a tenerlo ya resuelto a principios del próximo año.
El escollo más difícil, que era la organización de un curso formativo en la capital que reduzca todo ese proceso de reposición de plazas, se da por salvado: «Ya está claro que en el caso de Valladolid la solución será que nosotros organicemos el curso para nuestros policías. Ya se está avanzando en el acuerdo con la Junta, pero una vez tomada esta decisión, ya solo es una cuestión de detalles», según confirma a este periódico el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Luis Vélez.
El edil está siendo el encargado de la interlocución con el director general de la Agencia de Protección Civil de la Junta, José Luis Ventosa Zuñiga, limando esos flecos para ver el encaje administrativo de todo y «cuál es la mejor fórmula para el acuerdo», así como otros aspectos como el de la financiación y el de ver cuántos formadores serán de la propia Policía Local y cuántos llegarán de la Academia de Policía de Ávila que, en cualquier caso, «va a encargarse de la coordinación del curso». «Hay temario y formación ya establecido y nosotros podemos hacerlo en las instalaciones de la Jefatura (en la avenida de Burgos), solo con pequeñas adaptaciones. Tenemos instalaciones y medios para organizar esta formación», apunta el concejal. Hace años, la sede de Jefatura de Policía Local ya albergaba una academia, aunque parte de aquellas dependencias son actualmente el nuevo Museo de la Policía Local de Valladolid.
El curso municipal se celebrará en verano, «en el mes de julio o septiembre», en función de cuándo se pueda convocar la oposición. Es la gran duda en este momento, saber los plazos en que se moverán desde el punto de vista administrativo para intentar que «el curso se celebre cuanto antes». «Estamos preparando calendario de previsión para todo el proceso de personal», explica Vélez, quien recuerda que la convocatoria «lleva tiempo» por cuestión puramente burocrática y recuerda, a modo de ejemplo, que «se ha terminado esta pasada semana con la selección de las ocho plazas de 2017», proceso que «arrancó en el pasado mes de noviembre».
Las plazas correspondientes a 2018 son nueve y se convocarán dentro del conjunto de todas las que se han perdido tras el decreto que validó esas prejubilaciones y al que, finalmente, se han acogido 83 agentes (tenían de plazo hasta el 31 de enero para comunicarlo). Así, podrían ser 92 los puestos a cubrir, pero Vélez admite que «todavía no está claro cuántas se van a poder convocar», aunque el Ayuntamiento quiere «intentar llegar al máximo», si bien el concejal recuerda que «también hay que tener en cuenta que entre todos los prejubilados hay mandos y esas son plazas de promoción interna, no de oposición libre».
Sin el curso formativo propio, todos los nuevos agentes, aunque hubiesen acabado la oposición (exámenes, pruebas físicas...) en junio, no podrían arrancar con los cinco meses de obligada formación hasta finales de enero de 2020, ya que la Junta solo organiza un curso al año (ahora se está planteando otro de carácter extraordinario para así cubrir la demanda del resto de cuerpos) y es en esas fechas. Luego tendrían tres meses de prácticas, de tal modo que no se les validaría como policías hasta el otoño. En cambio, con el curso propio, podrían empezar a patrullar en el inicio de 2020.