Una acera de encuentros

A.G.M.
-
Una acera de encuentros - Foto: Jonatan Tajes

Los diez lugares de Arcadio González Toquero, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas

1.Acera de Recoletos. Dice que es la calle que más le gusta de Valladolid, la que le despierta «un especial interés». Se decanta por una vía peatonal el presidente de las autoescuelas, pero es que confiesa que la encanta la «arquitectura de sus edificios» y el hecho de que esa zona se ha convertido en «lugar de encuentro de múltiples actividades relacionadas con el sector del motor», al que él pertenece tanto desde un punto de vista profesional, como en sus ratos de ocio; se acuerda, por ejemplo, de Pingüinos o las distintas exposiciones de coches de época que se realizan allí. «Es uno de mis sitios habituales para pasear con mi mujer y mis hijas, y pasar un rato agradable desde Colón a Zorrilla», explica.
2.Campo Grande. Este paseo sentimental prosigue por el cercano Campo Grande. «Este pulmón de la ciudad está en el ADN de cualquier vallisoletano de a pie. Introducirse en él es una aventura que en su momento disfruté cuando era un niño y que me alegra repetir en la actualidad con mis hijas. Ellas se entretienen en los diferentes juegos infantiles o en la barca del estanque, al igual que lo hice yo en su día. Y es bonito verlas disfrutar en contacto con la naturaleza y con los diferentes animales del parque», detalla Arcadio González Toquero.
3.Estación del Norte. La ruta del presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas sigue cerca de Recoletos y Campo Grande, en la Estación del Norte, «uno de los edificios emblemáticos de la ciudad», defiende. «Da la bienvenida y es la puerta de entrada de los viajeros que acuden a nuestra localidad por vez primera. De igual manera, es el lugar que me recibe y me ve marchar cuando tengo un viaje de negocios en la capital. Esa sensación de estar de nuevo en casa me enorgullece y crea un sentimiento de morriña en mí cada vez que dejo Valladolid».
4.Plaza de San Juan. El paseo se aleja un poco, llega hasta la plaza de San Juan, un espacio al que ha estado «muy vinculado» desde su infancia: «Mis padres abrieron en el número 1 la Autoescuela Valladolid, centro de formación que enseñó a conducir a miles de vallisoletanos durante muchos años, por lo que este sitio ha estado muy ligado con mis orígenes y con el crecimiento empresarial», recuerda y aprovecha para poner en valor a sus padres, que, según afirma, le «inculcaron el valor empresarial y el sacrificio del negocio» y donde dio el comienzo a su «compromiso con la educación vial».
5.Calle Librería. «Me trae muy buenos recuerdos de mi etapa de juventud, sobre todo en la época de verano. Solía quedar con mis amigos en la plaza de la Universidad o en la de Santa Cruz y después nos dirigíamos a pasar el rato en alguna de las terrazas de esta calle. Allí nos reuníamos durante horas y horas, hablando sobre estudios, el día a día o cualquier otro tema que se nos ocurriera y disfrutábamos del ocio de la zona», recuerda.
6.Calle Santiago.  De esta otra «vía imprescindible» le encanta su «trasiego». Para él, es «lugar de paso obligatorio para ir de compras o dar un paseo por el centro». «Me gusta recorrerla y acceder a través de ella a nuestra Plaza Mayor. Es curioso ver cómo ha evolucionado este espacio con el paso de los años y como el tráfico ha desaparecido para dar plena prioridad al peatón», apostilla.
7.Plaza de Martí y Monsó. Es su «sitio de referencia del tapeo y ocio de fin de semana de la ciudad». «Disfruto mucho de los bares y los demás establecimientos hosteleros de la zona y las calles aledañas. Me gusta recordar con cariño el antiguo pasado de esta plaza, en donde se encontraban los cines Coca y en donde pude ver bastantes películas en mi etapa de juventud», detalla.
8.La Española cuando besa... (Calle Arribas, 6). Es un bar «polivalente» en el que se puede «tomar un café a media tarde» o «disfrutar de la noche más fiestera y musical de Pucela», según explica Arcadio González Toquero, a quien le sorprende «su curiosa división vertical, organizada en tres plantas», que, a su juicio, «lo convierten en un local diferente y bastante atractivo». «Además desde sus ventanales se puede observar una agradable y cercana vista de la Iglesia Catedral», apunta.
9.Plaza del Viejo Coso. «Es uno de mis rincones favoritos de la ciudad desde que era niño. Se trata de un espacio poco transitado, que pasa desapercibido, algo oculto y escondido entre los edificios que lo rodean. Es una pena que no sea tan conocido, tanto por la gente de aquí como por los visitantes. Este lugar del siglo XIX, merece mucho la pena ser visitado y conocer su historia, puesto que fue la primera plaza de toros de Valladolid».
10.Cúpula del Milenio. Y de un lugar emblemático y con mucha historia a uno novísimo con el que González Toquero cierra este paseo sentimental tan vallisoletano: «Lo que más me llama la atención de este edificio es su carácter innovador y multifuncional. En la Cúpula del Milenio puedes encontrar eventos, congresos y toda tipo de actividades a lo largo del año. Su instalación en la ciudad ha supuesto un cambio moderno y renovador para la zona de Usos Múltiples y en especial para la ciudad. Su colorida iluminación y su forma de balón futurista le da a Valladolid una imagen diferente y original».