Solo PP y PSOE se presentarán en todos los pueblos el 26M

M. Rodríguez / R. Gris
-
Solo PP y PSOE se presentarán en todos los pueblos el 26M

Los 'nuevos' partidos llegarán al 90% de la población de la provincia, mientras que Vox solo tendrá candidaturas en 25 o 30 localidades. Además, 'populares', socialistas y Toma La Palabra se comprometen a no presentar 'cuneros'

Los partidos políticos ya tienen su maquinaria electoral engrasada y a pleno rendimiento para afrontar los próximos procesos electorales. A cien días de las elecciones municipales y autonómicas del próximo 26 de mayo, la mayoría ya tiene elegidos sus principales cabezas de lista y confeccionadas las candidaturas de alguno de los 225 municipios y nueve pedanías de la provincia. En esto, la estructura de los grandes partidos asegura cierta ventaja. Los responsables del PP y el PSOE de Valladolid sacan pecho y aseguran que presentarán listas en el cien por cien de los pueblos, algo que no siempre ha ocurrido en ocasiones anteriores, mientras que el resto de aspira a mejorar su representación  provincial, pero todavía no han definido en cuántos pueblos podrán contar con lista propia.
La compleja situación política  marca y marcará esta campaña. De hecho, las directrices nacionales determinan la mayoría de los candidatos de la capital, como ha sido ya en el caso del PP y del PSOE. Los ‘populares’ presentaron hace unas semanas a su candidata a la Alcaldía de la capital, la todavía consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, pero parece que romperán la tradición y no darán a conocer antes de las votaciones quién será el candidato a la Diputación. Lo que no evita que en las apuestas toma ventaja la opción de que repita el actual presidente de la institución provincial, Jesús Julio Carnero.
El PP de Valladolid quiere recuperar en este proceso electoral los ayuntamientos que perdió en 2015, sobre todo el de la capital, pero también los del alfoz para conseguir de nuevo mayoría absoluta en la Diputación. De hecho, los ‘populares’ son los que llevan más adelantado su proceso de presentación de candidatos. En estas fechas ya ha presentado la mitad de sus cabezas de lista, entre los que figuran los que optarán a los ayuntamientos de Medina del Campo y Rioseco, Laguna de Duero y Arroyo. En este último municipio el PP suma a su proyecto al actual alcalde, José Manuel Barrio, que ya ha abandonado su militancia en Independientes por Arroyo. El resto de los candidatos se seguirán presentando semanalmente durante lo que resta del mes de febrero y parte de marzo.
En las filas socialistas el proceso de confección de candidaturas se cerrará en el Comité Provincial, que se celebrará el próximo 23 de marzo para ratificar las candidaturas que salgan de las asambleas de las agrupaciones locales, que están convocadas del 11 al 17 de ese mismo mes. Aunque el PSOE ya tiene cerradas desde hace tiempo la candidatura de la capital, donde optará a la reelección el actual portavoz federal y alcalde, Óscar Puente. También la secretaria provincial y portavoz socialista en la Diputación, Teresa López, optará a la reelección como alcaldesa de Medina del Campo. Por su parte, Juan José Biosca será el candidato de Laguna de Duero y  Luis Javier Gómez Potente, actual alcalde de Tudela de Duero, presenta su candidatura este viernes arropado por el secretario regional y candidato a la Junta, Luis Tudanca. 
Los socialistas también han encontrado relevo ya al actual alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela, que pasará el testigo para liderar el partido a su concejal de Deportes, Rafael García Valea. Una situación similar se vive en La Cistérniga o Villanubla, donde deberán confirmar el recambio a dos  alcaldes históricos. En este sentido, el partido todavía no ha definido si realizará presentaciones de candidatos por partidos judiciales o si optarán por presentaciones individuales de los candidatos.
En lo que coinciden los dos partidos es que en este proceso electoral la mayoría de sus listas no llevarán ‘cuneros’, aunque alguno de los candidatos que ya se han presentado entran en esta categoría. Una condición que también se considera indispensable en Toma la Palabra, donde se habla de «renuncia expresa» a llevar en las listas a personas «sin vinculación» con el municipio.
La plataforma ciudadana aspira a duplicar las 29 candidaturas que presentó en las municipales de 2015, que le sirvieron para lograr seis alcaldías. Esta proyección se basa en que en estos cuatro años se han ido creando nuevas agrupaciones, sobre todo en la zona norte de la provincia donde ya están trabajando «muy activamente» los simpatizantes de la plataforma de Tierra de Campos y la de Torozos. Una actividad que se está intentando trasladar también a la zona sur de la provincia, y que tiene un capítulo aparte en la capital donde la  formación consiguió cuatro concejales en 2015 y forman parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid.
De momento, no se conocen los candidatos de la formación, que está inmersa en pleno proceso de consulta a sus simpatizantes sobre la confluencia con Podemos. Precisamente este calendario se ha visto alterado por «cambios» en el de la formación morada. Así, Toma la Palabra comunicó a principios de esta semana a sus simpatizantes el aplazamiento de la consulta sobre el posible acuerdo de confluencia, que estaba previsto se pudiera votar online esta semana y presencialmente este sábado. 
Este paso es previo a la presentación de candidaturas a primarias, que se abre este lunes  y se cierra el próximo 27 de febrero. Un escrutinio al que se someterá de nuevo el actual concejal de Urbanismo y teniente de alcalde, Manuel Saravia, que aspira a liderar de nuevo la candidatura. Lo que no se  sabe todavía es si en este empeño le seguirán los actuales ediles del grupo municipal, que posponen su decisión a este fin de semana.
La confluencia o no con Podemos centra la atención de esta precampaña porque el resultado electoral de esta plataforma puede ser decisivo para reeditar una coalición de izquierdas en el Ayuntamiento de Valladolid y en varios municipios. La formación morada llega a este proceso con un nuevo secretario general y candidato a la Alcaldía, Israel Álvarez, que tratará de relanzar el partido después de las tensiones internas y escisiones vividas este mandato. La nueva apuesta local llega «sin mochilas políticas» y con  planteamientos de programa nuevos como la defensa del proyecto del soterramiento. Un punto este que puede dificultar la confluencia, aunque desde Podemos apuntan que todo esta en mano de las bases.
En este proceso electoral irrumpe con fuerza Vox, que espera presentar entre 25 y 30 candidaturas en la provincia, incluida la capital, lo que supone que llegarán al 90% de la población La formación de Santiago Abascal asegura que ya cuenta con más de 500 afiliados en Valladolid, de los que el 70% son de la capital y el resto de la provincia. El partido todavía no tiene candidaturas porque quieren «presentar  candidatos con garantías», pero apuntan que ya están elaborando los programas electorales.
Tampoco tiene cerradas candidaturas en ninguna de sus 16 agrupaciones Ciudadanos, cuyos responsables aseguran que todavía «no toca» y que siguen trabajando  «al cien por cien por los vecinos».