Amilivia buscará que la Junta aplique más sus peticiones

SPC
-
El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia, conversa con el procurador socialista José Luis Cepa antes de comparecer en la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes para presentar seis informes de fiscalización. - Foto: Ical

PSOE, Podemos y Cs ven escaso el cumplimiento por parte del Ejecutivo autonómico de las recomendaciones y el PP destaca la mejora en los últimos años

El presidente del Consejo de Cuentas de Castilla y León, Mario Amilivia, comprometió hoy un impulso en su mandato al grado de cumplimiento por parte de la Junta de las recomendaciones que cada ejercicio se realizan sobre la Cuenta General. Defendió que se trata de medidas “de sentido común” y de “fácil” solución técnica, por lo que confió en que se puedan aplicar en los siguientes años.

En la última Comisión de Economía y Hacienda, Amilivia presentó el Informe de sobre el seguimiento de las recomendaciones efectuadas en 2017. Destacó que este estudio, que no es un trabajo de fiscalización, se está generalizando en el resto de instituciones de control externo de España, como informa Ical.

En conjunto, de las 134 recomendaciones en 12 informes de 2017, se analizaron 119, y fueron contestadas adecuadamente 101, por lo que se cumplieron 55, el 46 por ciento -el 12 por ciento aplicadas íntegramente-. Por ello, Amilivia instó a las administraciones a poner en marcha las sugerencias hechas, si bien valoró la mejora registrada en los últimos años.

Así, el presidente del Consejo de Cuentas destacó el aumento de las sugerencias cumplidas por entes analizados y destacó que la Junta aplicó 12 de las 37, un 32 por ciento, por lo que remarcó la mejoría del seguimiento de las recomendaciones. Sobre las no compartidas, dijo que se deben a diferencias de criterio, tanto contables como en la forma de presentación.

Amilivia concluyó que el Consejo valora el cumplimiento de las recomendaciones por los entes fiscalizados, un 46 por ciento, si bien señaló que las no aplicadas, pero admitidas, elevan este porcentaje. Además, señaló que los municipios presentan un grado de aceptación de las recomendaciones del 35 por ciento, frente al 32 por ciento de la Junta, y el 92 por ciento de las diputaciones.

El socialista José Luis Cepa reconoció la mejora, pero señaló que el 53 por ciento de las recomendaciones siguen sin ser aplicadas. Puso el acento en que el Ayuntamiento de Salamanca no contestara y cumpliera las sugerencias hechas, pese a estar al frente el candidato 'popular' Alfonso Fernández Mañueco que aspira a ser presidente de la Junta.

Además, censuró que el ente menos cumplidor sea el Ejecutivo autonómico. Lamentó que la Junta “no hace mucho caso” sobre las referidas a la Cuenta General de la Comunidad puesto que no se aceptan la inmensa mayoría.

El parlamentario de Podemos Félix Díez hizo hincapié en la necesidad de respetar la independencia del Consejo de Cuentas para que se apliquen sus recomendaciones. “Vemos con preocupación muchas de las cosas que ocurren”, dijo y consideró “bastante poco” que la Junta solo cumpla el 32 por ciento. También consideró demoledor y pidió autocrítica debido a que un elevado número esté pendiente de que se dicte resolución por la Comisión de Economía y Hacienda.

Díez consideró “sensatas” las anotaciones hechas al Ayuntamiento de Salamanca sobre recogidas de residuos, así como las referidas a los consistorios de Burgos y Ávila, y alertó de la situación del de Barruelo de Santullán (Palencia). “La independencia del Consejo de Cuentas no la valora suficientemente la Junta, puesto que solo cumple el 32 por ciento”, aseveró.

El parlamentario de Ciudadanos Manuel Mitadiel reconoció que puedan existir discrepancia entre la administración y el Consejo, pero consideró razonables sus postulados. También pidió que refuerce su autoridad y posibilidades de actuación, sobre todo, cuando no se respete la transparencia.

Así, consideró llamativo la cifra de recomendaciones no aplicadas en los ayuntamientos, puesto que supera el 60 por ciento, lo que a su juicio indica una “pérdida de autoridad” del Consejo, algo que vinculó con el hecho de que no existe ningún elemento “punitivo”. Sobre la Junta, subrayó que no contestara a 19 sugerencias y 17, no las compartiera, especialmente, sobre la cuenta general.

De esta forma, consideró de “cajón” que las cuentas de la Comunidad se realice con el modelo seguido por el Estado, lo que marca una diferencia -dijo- entre la Intervención General y el Consejo. También pidió que se actualice y mejore el Inventario General y la documentación explicativa en los expedientes de reconocimiento de derechos.