Ayuntamiento y Diputación invierten 70 millones en empleo

D.V.
-
Dependienta de una tienda de ropa. - Foto: J.TAJES

El Consistorio señala que entre 2015 y 2018 se beneficiaron 5.400 personas con su Plan Empleo. El Plan Impulso de la institución provincial permite bajar el paro un 45% en los pueblos de menos de 20.000 habitantes

Es época de balances. Y tanto el Ayuntamiento como la Diputación han pasado revista esta semana a sus actuaciones en materia de empleo en los últimos años, destacando una inversión de casi 70 millones de euros entre ambas.
Así, cerca de 5.400 personas se beneficiaron entre 2015 y 2018 del Plan de Empleo del Ayuntamiento gracias a una inversión total de 11,2 millones de euros. De esa cifra, 2.533 vallisoletanos salieron del paro -1.468 son resultado del apoyo a la creación de 962 nuevas empresas-, 295 consiguieron pasar de un contrato temporal a uno indefinido y 2.561 mejoraron su empleabilidad.
El alcalde, Oscar Puente, aseguró, en declaraciones que recoge Ical, que 2018 ha sido un año de afianzamiento de un Plan cuyas líneas iniciales de actuación (fomento del empleo, mejora de la empleabilidad e inserción laboral, y apoyo a las pymes) se han ido mejorando y ampliando a lo largo del mandato municipal, centrándose progresivamente en el fomento del empleo estable y de calidad, incorporando nuevas actividades como el apoyo no solo a la creación sino también a la consolidación y crecimiento empresarial, e incluso desarrollando nuevas líneas y programas como el retorno del talento y el fomento de la economía circular.
El pasado ejercicio, hubo 1.834 beneficiarios en el Plan de Empleo Municipal, de los 628 vallisoletanos consiguieron un trabajo y más de 1.200 vieron mejorada su situación laboral o su empleabilidad. La inversión ascendió a 3,3 millones de euros. «Los datos nos demuestran que el Plan de Empleo sustenta la creación de empleo, pero además es mayoritariamente empleo estable y de calidad, y con especial incidencia entre los colectivos con más difícil acceso al mercado de trabajo, todo ello de acuerdo con el compromiso asumido por el equipo de Gobierno», añadió el alcalde.
En 2018, de las 1.834 personas beneficiadas por el Plan- más de 200 más que el año anterior-, 628 salieron del desempleo, 67 pasaron de un trabajo precario a uno estable, 1.139 vieron incrementado su potencial de inserción laboral adquiriendo nuevas capacidades y habilidades o accediendo a su primera experiencia laboral y 11 retornaron a Valladolid con un empleo cualificado y en condiciones dignas. Además, se crearon 268 empresas, número muy similar al del año pasado, y se contribuyó al mantenimiento, consolidación y crecimiento de otras 102. El alcalde recordó que el Ayuntamiento lleva a cabo otras acciones a favor del empleo y la inserción laboral mediante la contratación laboral del propio Ayuntamiento, que facilita empleo directo a la vez que refuerza los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos, y a través los programas mixtos de Formación y Empleo de la Concejalía de Asuntos Sociales. Al conjunto de todas estas acciones de fomento del empleo se han destinado en 2018 un total de 10,5 millones de euros
Óscar Puente recordó que el cien por cien de los contratos subvencionados en la línea de fomento del empleo el año pasado fueron indefinidos y a tiempo completo, primando decididamente la estabilidad y la calidad en el empleo frente a la cantidad. «A este Gobierno no le interesan cifras elevadas de contratos precarios sino casos concretos de personas que acceden a empleos estables y de calidad», subrayó.
La totalidad el presupuesto ejecutado en esta convocatoria se ha destinado a la modalidad de contratos fijos, todos a tiempo completo, en detrimento de la contratación temporal.
DIPUTACIÓN

Por otro lado, el Plan Impulso de la Diputación de Valladolid, que se puso en marcha en 2013, ha facilitado que el desempleo haya bajado un 45,8 por ciento en los municipios pequeños de la provincia, de menos de 20.000 habitantes, frente al 37,9 por ciento de Valladolid capital. Por lo que se refiere al actual mandato, desde mayo de 2015, la reducción del paro ha sido del 28,5 por ciento en los municipios de menos de 20.000 habitantes, frente al 25,6 por ciento de la capital.
El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, subrayó en Olmedo que el Plan Impulso es el principal instrumento para promover la cultura emprendedora y generadora de empleo. Un plan al que, desde la colaboración público- privada, se ha destinado desde su puesta en marcha 17,3 millones de euros. De ellos, 10,5 millones de euros corresponden a este mandato, que han permitido desarrollar 11.882 acciones individuales en este mandato y 18.845 desde su inicio.
Carnero aprovechó para anunciar las novedades que el Plan Impulso incorpora en 2019, ejercicio para el que cuenta con un presupuesto de 3,2 millones de euros. Entre ellas destaca, en primer lugar, la apuesta por el apoyo a los autónomos, con un incremento de las ayudas directas de hasta el 25 por ciento, ampliando a 18 meses el período subvencionable y también los conceptos subvencionables, incluyendo, por ejemplo, el transporte profesional para paliar los efectos de la subida de los impuestos al combustible.
Jesús Julio Carnero destacó, además, la importancia que el empleo ha tenido en este mandato, «como demuestra el hecho de que la primera medida que adoptamos fue la creación de un Área específica de Empleo y Desarrollo Económico».