Agricultura impulsa con 4 millones el cultivo del pistacho

SPC
-

La labor del Itacyl y las ayudas económicas están fomentando su desarrollo en la Comunidad con «una progresión importante» en los últimos años que ha alcanzado las 1.700 hectáreas

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero junto al presidente de Acor, Justino Medrano y Amelia Pastor, gerente de PiñonSol en la clausura la jornada 'El pistacho: una alternativa de cultivo en Castilla y León' - Foto: Ical

Cultivos alternativos como el pistacho se quieren impulsar en Castilla y León ocupando el hueco de otros más tradicionales. La Junta ha destinado ayudas por cuatro millones de euros (1,6 millones en el año 2018) para impulsar este cultivo en la Comunidad, uno de los considerados cultivos alternativos por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), que ha experimentado «una progresión importante» y que ya alcanza las 1.700 hectáreas y los 370 productores, en su mayoría agrupados en cooperativas.
En concreto se dieron 2,6 millones de ayudas para 60 expedientes de primera instalación, casi la mitad en el año 2018, mientras que se concedieron ayudas por importe de 1,4 millones de euros en la Comunidad, en este caso para planes de mejora correspondientes a un total de 47 expedientes.
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, que ayer clausuró en Valladolid la jornada ‘El pistacho: una alternativa de cultivo en Castilla y León’, organizada por las cooperativas Acor y Piñonsol, recordó que las ayudas del Ejecutivo autonómico para este cultivo comenzaron en el año 2010 con dos expedientes, una cifra que en 2018 alcanzó los 39, además de que puso de relieve la fórmula del asociacionismo de los productores de pistacho además de la relevancia de la alternancia en un momento en el que el cambio climático «nos obliga a abrir los ojos» y estudiar cómo hacer más rentables las explotaciones, algo en lo que el pistacho es «un buen ejemplo».
Para fomentar el cultivo del pistacho, la Junta dispone de ayudas económicas, tanto para el establecimiento como para la mejora; o la labor del Itacyl. En esta última materia, el Instituto Tecnológico Agrario está elaborando un mapa con las zonas de la Comunidad en las que sus condiciones climatológicas favorecen la implantación del pistacho, y que sobre todo se encuentran en las provincias de Zamora, Valladolid y norte de Ávila o Salamanca; y un estudio de la implantación relacionado con los productos alternativos, como son los pistachos, las avellanas o los nogales, como informa Ical.
El consejero de Agricultura auguró a estos productos «un futuro prometedor» en función de las condiciones climatológicas «a las que nos estamos viendo abocados», sentenció.