scorecardresearch

Weissman se ha ganado a la afición

M.B
-

El delantero se ha convertido en un ídolo dentro y fuera del campo, por sus vídeos en redes y su clásico 'Qué pasa'

El delantero celebra uno de sus goles con el clásico ‘Qué pasa’. - Foto: realvalladolid.es

Shon Weissman es, sin duda, el futbolista más querido por la afición del Real Valladolid. Sus goles, unido a su forma de ser dentro y fuera del campo, con vídeos en sus redes cantando canciones en español y dejándose ver por sitios icónicos de la ciudad o siendo una de las referencias de muchos de los que comparte el club en sus cuentas oficiales, le han abierto las puertas de par en par de los corazones blanquivioletas. Y él, responde, además de con esos goles, con frases que acrecientan ese amor recíproco cuando se le pregunta si hay opciones de salir del club ahora en invierno: «Yo aquí en Valladolid. Me gusta la afición y quiero subir. Estoy aquí para ayudar (...) Desde que he llegado a Valladolid me he sentido muy a gusto, como en casa, con el club, con la ciudad y con la gente, que me ha mostrado un gran cariño y a la que trato de devolver con goles esa confianza que ha depositado en mí, tanto cuando las cosas han ido bien, como cuando han ido menos bien».

El israelí cumple su segunda temporada en el José Zorrilla. Llegó en el verano de 2020 después de que el club pagase 4 millones por él. Sus 37 goles en las filas del Wolfsberg de la Bundesliga austriaca, le abrieron las puertas de la Liga española.

La temporada pasada jugó 32 partidos ligueros, 24 de ellos de inicio, y acabó siendo el máximo artillero en Liga, junto a Fabián Orellana, con 6 goles. Además jugó otros dos encuentros coperos, anotando un tanto más.

No acabó de explotar en el campo. Aunque sí lo hizo fuera de él, al menos para la afición, que lo reclamaba constantemente .

Este verano, pese a la rumorología, él dejó claro que se quería quedar en Valladolid y que quería ayudar al ascenso. Algo que la afición de nuevo se lo agradeció desde el primer momento, tanto en las redes sociales (hoy el escaparate de muchos futbolistas) como fuera del campo. A finales de agosto apareció en un vídeo del club apoyando la campaña de abonados. «¿Qué pasa? ¿Todavía no te has abonado? Vamos, tú también puedes. Espero que muchos más me acompañen esta temporada... Contigo comienza la vuelta», decía en un español que ha tratado de mejorar y que le ha permitido dar esta semana su primera rueda de prensa sin el inglés.

Acumula 11 goles en 43 tiros, es decir, necesita como mucho cuatro disparos para marcar. «Después del partido ante el Burgos no dormí. Para mí es complicado acabar sin marcar, pero estoy feliz por la victoria y por la afición», señalaba dejando claro esa ambición por el gol.

A sus vídeos se ha unido estas Navidades uno de los productos del club, unos calcetines con su icónica ya imagen celebrando goles.