scorecardresearch

5,4 millones para modernizar los servicios sociales

SPC
-

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades presenta en Salamanca los nuevos modelos de andadores inteligentes e inodoros adaptados, impulsados con la colaboración de Asprodes y Cartif

5,4 millones para modernizar los servicios sociales - Foto: JESÁšS FORMIGO/ICAL

La Junta de Castilla y León destinará 5,4 millones de euros en dos años a la adquisición de material de alta tecnología para "modernizar los Servicios Sociales de la Comunidad". Así lo anunció hoy la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, quien se encargó de presentar en Salamanca los nuevos modelos de andadores inteligentes e inodoros adaptados, desarrollados con la colaboración de Asprodes y Cartif.

Isabel Blanco visitó la sede de la Asociación Salmantina de Esclerosis Múltiple (Asdem) en la capital del Tormes para comprobar los avances en el testeo del nuevo material. Desde allí, la consejera destacó la intención de la Junta de modernizar con proyectos como este, llamado Procura. los Servicios Sociales de Castilla y León, avanzando en la implantación de la Dependencia 5.0. “Se trata de usar las nuevas tecnologías, la domótica, la robotización y las nuevas apps para facilitar la vida de las personas”, explicó Blanco.

La consejera apuntó algunos de los avances que incorporan los nuevos andadores inteligentes, que colaboran con el impulso de los usuarios e incluso les frenan en el caso de bajar cuestas. También disponen de un láser para marcar el paso, por ejemplo, a los usuarios con Párkinson para que tengan una referencia. “Son herramientas que vamos a utilizar en el día a día para proteger a nuestras personas mayores y a las personas más vulnerables”, afirmó.

Por su parte, según explicó, el inodoro adaptado consiste en un sistema externo de apoyo para el WC, que se puede instalar en viviendas particulares sin necesidad de acometer obras, capaz de ayudar al usuario a levantarse una vez sentado, además de lavarle y secarle después de su uso.  Otros ejemplos de desarrollos tecnológicos en la misma línea, que también está promoviendo la Junta, son las cabinas de ducha, las camas asistidas o los dispositivos para la detección de fuego y humo, de gas y monóxido de carbono, de fuga de agua, de situaciones de riesgo y emergencia fuera del domicilio, o para la dispensación controlada de medicación.

En concreto, la Consejería ha previsto la compra de 700 andadores inteligentes y otros tantas unidades del inodoro asistido, 600 cabinas de ducha portátiles, como solución de apoyo en tareas de higiene corporal completa para personas con problemas moderados o graves de movilidad, y 350 unidades de camas asistidas, como sistema de apoyo universal y adaptable, que permitirá el control del usuario con mando a distancia.  

Por otro lado, la consejera advirtió de que la Junta tiene asimismo la intención de “apostar por el futuro, la innovación y las nuevas tecnologías”. “Estamos muy orgullosos de contar con el tercer sector y con las empresas para trabar de manera cohesionada pensando, precisamente, en darle a las personas lo que ellas necesitan y nos están demandando”, matizó.

Los nuevos aparatos se empezarán a implantar en las residencias y en algunos espacios de los proyectos de la Consejería ‘Viviendas en red’ y ‘A gusto en mi casa’. “Los empezaremos a fabricar en las próximas fechas. El objetivo es tener esos 700 andadores en dos años para trasladarlos a los centros de la Gerencia y, posteriormente, que las personas que los quieran, los puedan adquirir. Una vez desarrollados los prototipos, queremos que sean asequibles para todo el mundo”, anunció.  

El Ejecutivo autonómico quiere aprovechar los fondos procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021-2023 de la Unión Europea para modernizar infraestructuras, innovar sobre procesos y equipamientos o digitalizar trámites para "prestar una atención más individualizada y cercana, a la carta de las personas más necesitadas”.

“Ésta es la atención a la Dependencia 5.0 que estamos desplegando en el territorio autonómico. Un modelo innovador, que garantiza la protección de los más vulnerables; un sistema moderno, que mantiene nuestros Servicios Sociales a la vanguardia en España; una forma de enfocar los cuidados centrados en las personas, respetando su autonomía y favoreciendo que permanezcan en su hogar hasta el final de su vida si así lo quieren. Sentamos las bases para construir un futuro mejor para los ciudadanos de Castilla y León”, concluyó Isabel Blanco.