El VRAC se pierde en Las Terrazas

D.V.
-
El VRAC se pierde en Las Terrazas

El conjunto vallisoletano volvió a jugar con fuego y a quemarse para caer derrotado y dejarse el liderato en casa del Alcobendas (17-16)

El VRAC Quesos Entrepinares cedió el liderato en Las Terrazas y contra el Sanitas Alcobendas. Dos jornadas consecutivas sin ganar suponen la pérdida de la primera plaza en el momento clave del curso. Ahora los vallisoletanos no dependen de sí mismos en las dos jornadas restantes y lo primero es asegurar el segundo puesto para evitar los cuartos de final.

El partido en Alcobendas dejó una igualdad inicial que indicó por donde irían los derroteros del mismo, con una defensa local que frenaba las abatidas azulonas pero que no impidió que Gareth Griffiths pasase el primer castigo del duelo (0-3). De rozar la marca el VRAC pasó a encajar un ensayo firmado por Dani Marrón tras un buen maul hilvanado de una certera touch. La lluvia no frenó las intentonas del Entrepinares, que ante el muro madrileño volvió a optar por asegurar otros tres puntos con el pie de Griffiths. Antes del descanso cerca estuvo de llegar el segundo ensayo del Sanitas Alcobendas, pero el VRAC se esforzó para evitarlo y llegar al intermedio un punto abajo.

En la reanudación, Alcobendas cambió su cara y, a diferencia del VRAC, ambicionó el triunfo con una actitud mucho más ofensiva. Linklater amplió la ventaja de los locales, que cerraron la puerta de su zona de marca y vieron como los minutos se agotaban con el Quesos incapaz de generar peligro real. Llegados los minutos decisivos, una amarilla a Dani Stöhr mermó la capacidad de los de Diego Merino para obrar la remontada y facilitó la sentencia del Sanitas, que aumentó su margen con un ensayo de Jaime Nava concedido con incertidumbre por el colegiado. Linklater no fallaba y el Quesos afrontaba los últimos 25 minutos 11 puntos abajo en el marcador. Greg Dyer lo rebajaría a ocho con un puntapié de castigo, pero el recorte era insuficiente para los intereses del VRAC, que seguía a más de un ensayo transformado de su rival.

Consciente de que era un todo o nada, el Quesos se vaciaba en busca de un ensayo que llegaría tras dos amarillas a jugadores del Alcobendas, dispuestos a parar de cualquier forma las acometidas vallisoletanas. De hecho, sería un ensayo de castigo el que colocaría el 17-16 a la postre definitivo, porque los esfuerzos del VRAC para hacerse con el triunfo fueron en vano y el liderato se perdió en Las Terrazas.