Cocodrilo Dundee a la vallisoletana

M.B
-

Valladolid ha sido noticia por el posible avistamiento de un reptil de 200 kilos en la zona de Pesqueruela, en la confluencia del Pisuerga y el Duero. Seprona, Guardia Civil y GEAS se movilizaron sin éxito

Policía, Guardia Civil, Seprona y GEAS se han movilizado sin éxito. - Foto: Ical

«Se va el caimán, se va el caimán, se va para Tordesillas. Se va el caimán, se va el caimán. Se le ha visto por la orilla. En Valladolid comentan que anda suelto un caimán...». Así reza la letra de dos de los integrantes de la banda musical Los Jimenos, que han hecho viral su ‘Canción cocodrilo en el Pisuerga’ en YouTube. Y todo gracias al posible avistamiento de un reptil, se llegó a hablar de más de 200 kilogramos, muy cerca de Simancas. 
Valladolid ha sido esta semana uno de los epicentros informativos a nivel nacional e, incluso, internacional. Y no por la contención de la pandemia de la covid sino por ese cocodrilo, que ha tenido en jaque a Policía, Seprona, Guardia Civil y GEAS durante una semana.
La letra de Los Jimenos no ha sido lo único que ha rodeado al caimán, del que solo se sabe su avistamiento y unas posibles huellas. Además de la letra, se ha creado una línea de camisetas firmadas por el diseñador gráfico Jesu Medina y un sinfín de vídeos, chistes y memes, que han corrido como la pólvora por los teléfonos móviles de media España. ‘En Valladolid somos tan pijos que hasta el Pisuerga es de Lacoste’, ‘El cocodrilo estará firmando camisetas desde las 19.00 horas en El Corte Inglés de Paseo Zorrilla’, ‘¿Y que hace por el Pisuerga? Hasta que se acabe la fase tres no puedo volver al Nilo’ son solo algunos de los mensajes que han circulado estos días; junto a otros con la foto del alcalde, Óscar Puente, atrapando a caimanes o incluso un vídeo con el médico Fernando Simón hablando de cuántos habría y la importancia de mantener el distanciamiento social con el animal.
La realidad. Al menos la que se sabe hasta este fin de semana es que el pasado, concretamente el viernes, dos adolescentes aseguraron haber visto un cocodrilo de aproximadamente metro y medio de tamaño en las aguas de la desembocadura del Pisuerga en el Duero, en la zona de Pesqueruela; avistamiento que confirmaba un día después un Policía Local de Simancas. 
Esto hizo que los alcaldes de Tordesillas y San Miguel del Pino publicaran unos bandos que alertaban del peligro por la existencia de un cocodrilo en la ribera del Duero. Desde entonces, un dispositivo formado por policías, Guardia Civil, el Seprona, Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y expertos biólogos o naturalistas investigaron en la zona buscando al supuesto gran reptil. Sin éxito.
A pesar de que se llegó a hablar de que un biólogo había identificado unas huellas halladas en la zona como las de un reptil que podrían corresponderse con las de un cocodrilo del Nilo, «una especie considerada peligrosa, pero también asustadiza»; la realidad es que ya el lunes un rastreador profesional aseguraba que los indicios hallados en la ribera de Pesqueruela, no correspondían, «en ninguno de los casos, a un reptil de gran tamaño»; por lo que este jueves, pese a que durante la semana se han usado drones, cebos y cámaras tanto de vigilancia como termográficas en su búsqueda, la Guardia Civil daba por finalizada el operativo al no hallar indicios o evidencias de su presencia tras seis días de investigación.
«La noticia ha sido sorprendente», confesaba esta semana con una sonrisa el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, reconociendo que ha servido para «pasear el nombre de Valladolid a nivel mundial», al aparecer en noticias de todo el planeta. 
«Con la mierda que lleva el río, muy poco nos va a durar». Continúa la canción de Los Jimenos que, adelantándose a los acontecimientos vaticinaba «la Poli como se estresa, piensan que es como Godzila... «Y cuando luego lo cojan, será una lagartijilla».
No es la primera vez que se asegura ver un exótico animal. Hace unos años fue un jaguar entre Traspinedo y Montemayor. Con la misma ‘suerte’ que en este caso.