scorecardresearch

No es provincia para alquileres

Óscar Fraile
-

Un informe de la tasadora UVE Valoraciones concluye que en Valladolid es más rentable comprar vivienda que el arrendamiento, aunque la tendencia de los últimos años es la contraria

Anuncios de vivienda en alquiler. - Foto: J. Tajes

España es un país de propietarios. Este mantra se ha repetido hasta la saciedad para definir la tendencia del mercado inmobiliario nacional de las últimas décadas, en contraste con otros países de Europa en los que el arrendamiento es la opción residencial más elegida. Esa idea de que estar de alquiler es 'tirar el dinero' se ha impuesto desde mediados del siglo pasado y hoy tres de cada cuatro españoles se decantan por comprar, si bien es cierto que la tendencia va cambiando poco a poco.

Una filosofía que respalda el informe que acaba de presentar la tasadora UVE Valoraciones, que ha analizado los precios de venta y alquiler en los 107 municipios con más población de España para determinar dónde es más rentable una opción u otra. Para ello, ha calculado la cuota hipotecaria media que correspondería a un crédito del 80 por ciento del valor medio del precio de venta, con una duración de 24,5 años y un tipo de interés del 1,52 por ciento (dato medio para junio de 2021). Y la ha comparado con los precios medios del alquiler. Según esta tasadora, en los lugares donde el precio medio de la cuota hipotecaria esté por encima del 85 por ciento de lo que se paga de alquiler, es mejor decantarse por el arrendamiento; si ese porcentaje está entre el 75 y el 85 por ciento, hay que estudiar cada caso; y si está por debajo del 75 por ciento, merece la pena comprar.

Y en este último grupo sitúa a Valladolid, dado que, según los datos del portal Idealista, que son los utilizados por la tasadora, la cuota hipotecaria media sería de 4,79 euros por metro cuadrado, frente a los 7,17 euros del alquiler. Es decir, la hipoteca representa solo el 66,8 por ciento de lo que cuesta el arrendamiento, por eso UVE Valoraciones concluye que en Valladolid es mejor comprar. De hecho, el informe asegura que solo en once de los 107 municipios analizados es preferible el alquiler. Son, evidentemente, los municipios con algunos de los precios de venta más altos: San Sebastián (110,2 por ciento), Getxo (98,8), San Cugat del Vallés (95,6), Marbella (92,2), Palma de Mallorca (90,1), Alcobendas (89,6), Majadahonda (88,9), Pozuelo de Alarcón (88,3), Barcelona (87,8), La Coruña (87) y Santiago de Compostela (85,2).

En el grupo intermedio, es decir, donde es necesario estudiar cada caso, están Fuengirola, Orihuela, Rivas-Vaciamadrid, Madrid, Cádiz, Estepona, Orense, Bilbao, Pamplona, Pontevedra, Girona, Vitoria, Mijas, Vélez-Málaga, Torrevieja, Benidorm y Las Rozas.

La barrera del ahorro. El informe concluye que «aunque la comparación entre cuotas hipotecarias y alquileres pueda ser favorable a la compra de la vivienda, no hay que olvidar que el principal obstáculo para quien compra por vez primera es la necesidad de tener ahorrado el equivalente al 31-32 por ciento del precio de compra de la vivienda para hacer frente a la parte no financiada por las entidades financieras (el 20 por ciento) y los impuestos y gastos asociados a (entre el once y el doce por ciento, en función de la zona).

El precio del alquiler en la provincia de Valladolid ha tenido una tendencia alcista en los últimos años. Entre 2010 y 2016 el metro cuadrado osciló entre los 5,5 y los 6,1 euros por metro cuadrado, pero a partir de ese año el coste comenzó a subir casi de forma ininterrumpida hasta los 7,4 euros de mayo de 2020, poco después de que se declarase la pandemia. El último dato disponible en Idealista es el de octubre de este año: 7,2 euros por metro cuadrado. En lo que se refiere a la venta, según los datos del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, el metro cuadrado se pagaba en Valladolid a 1.250 euros en el segundo trimestre de este año, casi un tres por ciento más que un año antes.

Más alquiler que compra. Pero lo cierto es que, pese a este informe, la tendencia en la provincia es la contraria. Es decir, es mucho más dinámico el mercado del alquiler que el de compra-venta. Aunque esto tiene mucho que ver con las limitaciones económicas de los potenciales compradores, es decir, la población más joven. Y con sus perspectivas económicas. Si hace décadas era habitual que una persona conservase el mismo puesto de trabajo durante toda su vida laboral, en la actualidad la falta de estabilidad impone muchos cambios profesionales, y muchos jóvenes saben que se pueden ver obligados en cualquier momento a cambiar de ciudad. Eso es otro freno a sus intenciones de comprar vivienda. Al menos eso es lo que opina el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Valladolid (Coapi),  José Manuel Martínez. «Puede que en términos puros de rentabilidad se pueda llegar a la conclusión de que es más rentable comprar, pero hay que poner en valor otros factores que no son económicos, sino que hacen referencia a la estabilidad de los jóvenes y sus certidumbres», explica.

Según él, «Valladolid era una provincia muy proclive tradicionalmente a la compra-venta, pero es cierto que ahora la gente, sobre todo entre los 20 y los 50 años, tiene más tendencia al alquiler». Algo que se repite en la mayoría de las ciudades.