Diez años de marea roja

M.B
-
Diez años de marea roja

El Tinlohi vallisoletano cumple este 2019 una década surcando las carreteras con equipos de base. Miguel Sáez sigue siendo su director deportivo y Ángel Lozano su 'mecenas'

Javier Sevilla, Alberto Neri, Miguel Sáez, Ricardo González y María Pando fueron los cinco primeros corredores en la historia del Equipo Ciclista Tinlohi. Cinco cadetes que posaban en la playa de las Moreras hace diez años cuando la conocida como ‘marea roja’, por los colores de su equipación, echó a rodar. De aquello ha pasado ya una década. Por el medio muchos nombres, alrededor de una centena, muchos éxitos, muchas lágrimas pero, sobre todo, un ideal, el que marcó Ángel Lozano, ‘mecenas’ de la escuadra: «Que los chavales tuviesen una opción de seguir corriendo».
Tinlohi se presentó la semana pasada y arrancará el 23 de febrero en Don Benito (53ª Circuito del Guadiana júnior) su décima temporada en el pelotón nacional. Siempre con equipos de base. Como aquel cadete de 2009 o el juvenil/júnior con el que andará en 2019. Siempre con ciclistas en categoría femenina e, incluso, un año con un conjunto sub 23 masculino.
Su inicio, su pasado, su presente y, al menos, su futuro más inmediato siempre ha estado ligado a dos nombres, el del propio Ángel Lozano con Tinlohi, y el de Miguel Sáez, su director deportivo desde ese 2009. «Había estado con las escuelas y con cadetes en Laguna; y luego con Jesús Martín en un equipo sub 23; y siempre había tenido en mente hacer algo. Por entonces solo estaba el Julymar y coincidió que mi hijo pasaba de escuelas a cadetes y me lancé a ello», recuerda Sáez sobre el inicio de esta escuadra. Conocía a Ángel Lozano, vinculado al deporte de las dos ruedas al haber sido ciclista, y no lo dudó: «Le vi en una prueba de la Copa del Mundo de féminas y se lo comenté. Me citó más adelante, le presenté el proyecto y al poco tiempo estábamos ya con ello».
Así, en noviembre de 2008 arrancó el Tinlohi con esos cinco ciclistas antes relatados, aunque la competición como tal no se inició hasta 2009. «Se fueron uniendo alguno más y creo que acabamos siendo 8 ese año», recuerda Sáez.
Ese 2009 ya llegaron los éxitos de la mano de Miguel Sáez hijo. Y la segunda temporada ya fueron 15 los ciclistas: «Todos de Valladolid». La idea de Tinlohi era dar una oportunidad a todos aquellos que pasaban de escuelas a cadetes y permitir que no se tuvieran que ir a correr fuera de Valladolid: «Es algo que seguimos manteniendo, aunque no sabemos el porqué vemos ahora a algunos ciclistas irse a otras provincias y luego verse abocados a entrenar solos. Es una pena».
Miguel Sáez, Borja Carracedo, Alberto Gómez, Ángel Monge, Daniel Cavia, Adrián Sigüenza, Rosa Bravo... han sido muchos los nombres y los éxitos en su palmarés, como campeones regionales en todas las modalidades de ruta y pista; llegando Sáez a ser subcampeón de España cadete en ruta en 2010 o de scracth en pista en juvenil, además de varias veces oro en los Nacionales para sordos. El equipo siempre ha brillado, con triunfos en Valdepeñas o con el liderato hasta la última jornada en la Copa de España juvenil de 2013: «Solo la mala suerte en la última carrera en Villarreal, donde solo pudo puntuar uno, impidió acabar llevándonos la general».
Tinlohi siempre ha tenido un equipo cadete... salvo este año. Juvenil desde 2011, también. En 2014 llegó a contar con un cadete, un júnior y un sub 23, además de sección femenina, con Rosa Bravo como principal exponente, llegando a ser campeona de España. «Es verdad que ninguno ha llegado arriba, pero es que el salto de juvenil a elite/sub 23 es muy duro. Pasas de estar acostumbrado a ganar a ‘pegarte’ con profesionales y es duro que te ganen. Sobre todo mentalmente. Y así lo fueron dejando todos», analiza Sáez del porqué no se da el último salto.
2019 se presenta apasionante. Primero porque el equipo que ha logrado montar Miguel Sáez invita a pensar en cotas altas. Y segundo porque, al menos, hay plantilla para una temporada más: «Luego ya veremos». Al director deportivo vallisoletano le hubiese gustado sacar también un cadete, pero no ha tenido efectivos suficientes. Daniel Cavia, Adrián Sigüenza y David Blanco serán sus ciclistas de Valladolid, y desde Madrid llegan Daniel Jiménez, Daniel Casado, Daniel Criado, Juan Miguel Gómez y Mateo Barriguete, la mayoría tras pasar a la nueva categoría y no contar en sus equipos con ella. «Vamos a correr todo lo que podamos. La prioridad es Castilla y León, pero haremos la Copa de España, además de tres Vueltas, seguro Valladolid y La Ribera del Duero en Aranda y estamos esperando a ver si podemos entrar en Besaya», señala sobre los objetivos de la escuadra roja, de la ‘marea roja’.

Diez años de marea roja
Diez años de marea roja