Sin nada que perder

D.V.
-
Sin nada que perder - Foto: SERGIO PEREZ

El Real Valladolid buscará esta noche (20.45 horas) dar la sorpresa en casa del líder, el Barcelona, con las bajas obligadas de Óscar Plano, Luismi, Hervías y Alcaraz

El Real Valladolid regresará hoy al Camp Nou más de cinco años después y lo hará sin complejos, y sin nada que perder. El equipo blanquivioleta sabe de la dificultad de medirse al líder en su feudo, pero ya ha sido capaz de plantar cara a Atlético de Madrid y Real Madrid. E incluso al Barça, que se las vio y se las deseó para ganar en Zorrilla, como recoge la web del club pucelano.

Los blanquivioleta se presentan en Barcelona sin dos de sus titulares, Óscar Plano -que cumple sanción- y Rubén Alcaraz -con molestias-, por lo que se producirán cambios en el once inicial. Además, el entrenador del conjunto blanquivioleta, Sergio González, quien ya planteó la posibilidad de realizar algún cambio táctico, tampoco podrá contar con Hervías ni con Luismi, ambos por lesión, mientras que ha dejado fuera de la lista, por decisión técnica, a Moi; llamando por primera vez al delantero ecuatoriano Stiven Plaza.

Enfrente estará un poderoso Barcelona, líder de LaLiga, que llega al partido tras dos empates consecutivos y pese a ello mantiene una suculenta renta respecto a sus perseguidores. Se perderán el encuentro ante el Valladolid, los lesionados Jasper Cillessen, Arthur Melo, Rafinha Alcántara y Samuel Umtiti, que esta semana ha empezado a trabajar con el grupo pero que aun no tiene el alta médica.

Valverde, recién renovado, deberá hacer una alineación pensando en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Olympique de Lyon, que el próximo martes espera a los azulgranas, recoge Europa Press. Así, en defensa, Thomas Vermaelen podría reemplazar a Clement Lenglet como pareja de Gerard Piqué en el eje de la zaga. Y en la delantera Ousmane Dembélé, totalmente recuperado de esguince de tobillo, y Kevin-Prince Boateng podrían dar descanso a Philippe Coutinho y Luis Suárez. La otra pata del tridente será para Leo Messi, del que Valverde ha asegurado que se encuentra en perfecto estado tras superar una contractura muscular que le obligó a jugar mermado los últimos compromisos. Quien tampoco descansará este sábado es el lateral zurdo Jordi Alba, que pudo tomarse un respiro la pasada jornada al no poder jugar por sanción en San Mamés, y cuyo entendimiento con Messi en la faceta ofensiva resulta capital para el juego del Barça.