Los alumnos de la UVa aprueban a sus profesores

Óscar Fraile
-
Alumnos en la Universidad de Valladolid.

La Encuesta Docente que elabora la UVa dos veces cada curso muestra el alto grado de satisfacción que tienen los estudiantes respecto a la labor de los educadores en aspectos como los criterios de evaluación o su nivel de accesibilidad

Si los profesores de la Universidad de Valladolid (UVa) se sometieran hoy a un examen en el que se evaluase la satisfacción de los alumnos respecto a su trabajo, obtendrían una calificación de notable. Eso es lo que se desprende de la Encuesta Docente que dos veces cada curso, una por cuatrimestre, realiza la institución académica de forma telemática entre los estudiantes de grado y de máster. Hace una semana que se cerró el plazo para votar en la del primer cuatrimestre de este curso, pero, a falta de conocer estos resultados, lo cierto es que los docentes de la UVa han obtenido unas buenas calificaciones en los últimos cursos.
En esta encuesta se plantean diez afirmaciones a los alumnos, quienes deben puntuarlas de uno a cinco en función de si están de acuerdo con ellas o no. El uno implica no estar «nada de acuerdo» y el cinco, «totalmente de acuerdo». Pues bien, en las diez preguntas la nota media está entre el 3,5 y el 3,8. El mayor nivel de satisfacción de los estudiantes se refleja en cuatro de estas diez cuestiones, que tienen que ver con el interés que muestran los profesores por ellos, su nivel de accesibilidad en las horas de tutoría o después de clase, el interés que despiertan por la asignatura que imparten y el proceso de explicación de los procedimientos de evaluación y criterios de calificación.
Por otro lado, las notas más ‘bajas’, aunque siguen siendo positivas para los docentes, se registran cuando se les pregunta a los alumnos si las correcciones a trabajos y exámenes han sido valiosas para el aprendizaje y si la carga de trabajo en relación con otras asignaturas similares les parece adecuada. En este caso, la puntuación media es de 3,5. Respecto al resto de cuestiones, se puntúa con un 3,6 sobre cinco el nivel de entendimiento y aprendizaje de las materiales de la asignatura y con un 3,7 lo bien que han sido explicados esos materiales. La misma puntuación obtienen los docentes sobre el fomento de la participación en clase.
Lo cierto es que los resultados del segundo cuatrimestre del año pasado no difieren mucho de los que se han venido obteniendo en los últimos cursos. Eso sí, si se les compara con los del curso 14/15, los más antiguos disponibles en la página web de la UVa, se observa una mejoría de una décima en todas las cuestiones, ya que no ha habido cambios en estos años en las preguntas planteadas. Unos resultados más que notables si se tiene en cuenta que se han recibido, en casi todos los casos, más de 37.000 votos (cada participante puede evaluar la labor de un profesor en cada una de las asignaturas que imparte).
El proceso de votación de esta encuesta es telemático, a través de la página web de la UVa. Los estudiantes tienen que introducir su nombre de usuario y contraseña, pero la confidencialidad de sus respuestas está garantizada. «Contesta a cada una de las preguntas con sinceridad y objetividad, siempre que dispongas de una opinión en el contexto de la asignatura y profesor indicados. En caso contrario, no contestes», se pide a los estudiantes antes de votar.
La Encuesta Docente forma parte del proceso de evaluación interna de la actividad reflejado en los estatutos de la UVa. No se trata de un mero trámite, ya que sus resultados sirven, por ejemplo, para saber si hay un descontento generalizado con algún profesores y, si es el caso, intentar buscar soluciones. Para los profesores estos resultados son importantes, puesto que se tienen en cuenta para aspectos como la promoción o renovación de contratos, tanto para el personal docente como investigador, la concesión de los permisos de año sabático y los premios establecidos por la UVa y para el cobro de un complemento retributivo por quinquenio docente.
Cuando algún resultado no es representativo, por el nivel de participación registrado, se solicita un informe complementario al director de Departamento para que lo evalúe la Comisión de Docencia que corresponda.
El vicerrector de Ordenación Académica, Abel Calle, explica que estos resultados son importantes para controlar la calidad de la educación impartida. «La Ley de Universidades establece que la renovación de la acreditación de cada plan de estudios debe hacerse cada cinco o seis años, es decir, hay que demostrar a la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León que ese plan se está desarrollando con normalidad, y uno de los apartados importantes son los índices de calidad, donde se incluyen los resultados de esta encuesta y otras que se hacen entre el profesorado y el personal de administración y servicios», señala. Calle considera que los resultados son «altamente satisfactorios».
La Encuesta Docente tiene otra parte denominada ‘ Pregunta once’, en la que los alumnos tienen posibilidad de hacer algún comentario sobre el aspecto que consideren oportuno. Los responsables de la Encuesta tuvieron ciertas reticencias a introducirla al principio porque, dado el carácter anónimo de las respuestas, temían recibir textos con exabruptos y faltas de respeto. Nada más lejos de la realidad. «Para nuestra sorpresa, el nivel de madurez de estos comentarios es muy elevado, porque, aunque no siempre sean positivos, son constructivos y se engloban dentro de la normalidad académica», añade el vicerrector de Ordenación Académica.
La Encuesta permite analizar los resultados por áreas del conocimiento y demuestra que los alumnos de Arte y Humanidades son los más satisfechos con sus profesores. Respecto al nivel de participación, el más alto es el de la Facultad de Enfermería del Campus de Soria, con un 66,3 por ciento. En Valladolid, la Facultad de Ciencias, con un 59,3 por ciento. El más bajo se da en la Facultad de Medicina: un 17,9 por ciento.