Un pellizco de más de un millón en el Sorteo de El Niño

ICAL
-
Un pellizco de más de un millón en el Sorteo de El Niño - Foto: JESÁšS FORMIGO/ICAL

Décimos del 61.776, un segundo premio muy repartido por toda España, se vendieron en Miranda de Ebro, Santa Marta de Tormes, Salamanca, Béjar y Las Navas del Marqués

A pesar de ser la comunidad autónoma con un mayor gasto de lotería por habitante, con una media de 24,48 euros y un total de 58,8 millones, el sorteo extraordinario de El Niño pasó por Castilla y León con más pena que gloria y sólo dejo un pellizco de poco más de un millón de euros gracias a un puñado de décimos del segundo premio, el 61.776, vendidos en Miranda de Ebro (Burgos), Salamanca, donde además de en la capital también se despacharon en un centro comercial de Santa Marta de Tormes y en Béjar, y en la localidad abulense de Las Navas del Marqués.
Después de ser agraciada con más de 22 millones en el Sorteo de Navidad, gracias a un tercer premio, Miranda de Ebro recibió de nuevo a la suerte en la Lotería y en este caso El Niño, dejó en la ciudad burgalesa 750.000 euros.
El total fueron diez los décimos vendidos por ventanilla por la Administración número tres, ubicada en la calle Concepción Arenal, según confirmó a la Agencia Ical su titular, Yolanda Herrero, que mostró su alegría por este «importante pellizco». Además de un quinto premio del sorteo de Navidad del año 2016, esta administración de lotería ha repartido otros importantes a lo largo de su historia, en especial en sorteos ordinarios de la Lotería Nacional, donde en una ocasión repartió seis millones de euros correspondientes a un primer premio.
Herrero explicó que en el momento de enterarse de que su establecimiento había repartido este premio, se encontraba junto a su familia abriendo los regalos de reyes. «Cuando han dicho Miranda de Ebro hemos empezado a mirar el listado para ver si lo teníamos nosotros», contó, «hemos visto que teníamos un billete y hemos comprobado que además se había vendido entero». Una vez comprobaron que ellos habían vendido el décimo, Herrero aseguró que sintieron una gran alegría y que incluso se pusieron a «saltar y gritar» de la emoción. «Hemos dejado los reyes para venir a trabajar», añadió.
En Salamanca, los décimos del 61.776 se vendieron en la Droguería Bellido, en pleno barrio de San Bernardo, en el centro comercial El Tormes, en Santa Marta de Tormes, y en la librería Pascual de Béjar, donde en el pasado sorteo de Navidad se vendió un décimo del gordo (400.000 euros).
Fernando, el propietario de Droguería Bellido, que se encuentra en una zona muy transitada de la ciudad, en pleno barrio de San Bernardo, sólo recibió hoy la visita de periodistas y fotógrafos, aunque lo celebró descorchando cava y deseando “poder repartir muchos premios más”. Por su parte, Petri Pascual, que dirige librería Pascual de Béjar, que cuenta con una trayectoria lotera de más de quince años, se felicitó por haber repartido suerte en la localidad.
En Ávila la suerte fue a parar a Las Navas del Marqués (Ávila) donde la administración número dos, la ‘Esquinita afortunada’, ubicada en la avenida Principal, vendió un décimo del 61.776, agraciado con 75.000.