Las piscinas abrirán desde el 22 con restricciones de aforo

R.G.R
-

El Ayuntamiento no descarta que los usuarios tengan que sufragar parte del coste que supondrá la implantación de las medidas de seguridad necesarias por el virus

Preparativos que se están llevando a cabo en las piscinas municipales. - Foto: Jonathan Tajes

Sí se abrirán las piscinas de verano en Valladolid. El Ayuntamiento ha preparado las instalaciones para que la temporada de verano comience a partir del próximo día 22, aunque se puede demorar unos días. Al menos así lo puso de manifiesto en declaraciones a este periódico el concejal de Participación Ciudadana y Deportes, Alberto Bustos, quien indicó que esta misma semana ya se han abierto las instalaciones de las piscinas cubiertas de la ciudad. «Se han abierto las instalaciones para los nadadores profesionales y según vayamos viendo cómo evoluciona la desescalada iremos abriendo a un mayor número de usuarios», comentó. 
De esta forma, los vallisoletanos que sean usuarios habituales de estas instalaciones podrán acceder en los próximos días. Eso sí, Bustos indicó que esos usuarios han tenido que soportar una ligera subida en el precio debido a las nuevas condiciones para su utilización. «Las siete piscinas climatizadas ya están abiertas desde esta misma semana, pero a unos precios un poco más elevados que intentaremos reconducir en las próximas semanas».
Sobre las piscinas descubiertas, el concejal indicó que la apertura a finales de mes se debe a una fecha más o menos similar a otros años. «Normalmente no se abren tan pronto y suele estar acompañado de la llegada del calor y con las vacaciones escolares por el final del curso». El Ayuntamiento está barajando abrir las instalaciones con las recomendaciones establecidas por el Gobierno, aunque también espera que dentro de unos días se puedan haber relajado y el inicio de la temporada sea más permisivo que en el panorama actual. 
Bustos indicó que esperarán prácticamente hasta el último día a conocer las condiciones que establece el Gobierno para el uso de las piscinas para su apertura, pero indicó que en este momento resulta imposible el uso de las duchas interiores e incluso se baraja la posibilidad de que se tengan que instalar unos tornos a la entrada de las cuatro piscinas descubiertas. «Cuando llegue el momento veranos cómo podemos afrontar todos los requisitos que se establezcan por parte del Ministerio de Sanidad». 
Por el momento, la Concejalía de Participación está trabajando con el escenario que se contempla hoy en día. Bustos indicó que se ha creado un grupo de trabajo con el resto de capitales de provincia para coordinar las medidas necesarias  para la apertura. «Como la Junta de Castilla y León no saca ningún protocolo para la apertura de las instalaciones no queda más remedio que coordinarnos entre nosotros en busca de las medidas más oportunas».  
Control de aforo. El Ayuntamiento tiene previsto controlar el aforo de las instalaciones, aunque aún no ha determinado cómo va a hacerlo. Bustos recordó que las cuatro piscinas municipales ya tienen un aforo de por sí, aunque matizó que tendrán que repasar las cifras. En este sentido, Bustos recalcó que su Concejalía está barajando la posibilidad de emitir una serie de bonos para los baños que limiten el número de personas que accedan cada día a las piscinas, pero también indicó que dejarán a la venta diaria un número determinado de entradas y que el número total dependerá del porcentaje de aforo que se permita por parte del Gobierno. «Ahora mismo no podemos saber el número de personas que vamos a dejar entrar en cada uno de los centros, ya que sería elucubrar porque no sabemos con exactitud las condiciones». 
Lo que sí parece claro es que el Ayuntamiento tendrá que ampliar la plantilla que, como norma general, se encarga de las instalaciones para la limpieza, la vigilancia de los diferentes vasos y la venta de entradas. «Eso es seguro, sí». Bustos entiende que los gastos que genera la apertura de las cuatro piscinas de verano se verán notablemente incrementados. 
El concejal no descartó la posibilidad de tener que incrementar este año el precio de los abonos y las entradas a las piscinas debido al aumento de los costes previstos, aunque por el momento no quiso adelantar el precio. «Intentaremos que el precio que tengan que sufragar los usuarios sea el menor posible, pero aún tenemos que estudiarlo porque sí que se va a notar que sube el coste del mantenimiento», concluyó el concejal. 

 

Condiciones que limitan el uso de las instalaciones

 

El protocolo de actuación que ha hecho público el Ministerio de Sanidad establece las medidas básicas de seguridad para garantizar por la salud de los usuarios de las piscinas.

Ventilación de espacios cerrados
Un aspecto importante a tener en cuenta es la ventilación de los espacios cerrados, como vestuarios y baños, botiquín y salas técnicas. El hacinamiento y la ausencia de ventilación son factores que favorecen la transmisión del virus, advierte el Ministerio de Sanidad. Por ello, se hace necesario abrir puertas y ventanas exteriores para aumentar la circulación de aire en el área. En concreto, se deben tener abiertas las ventanas por espacio de una hora y media como mínimo para ventilar los espacios cerrados.  
Basura
Se deberá realizar limpieza y desinfección de las zonas de estancia y de tránsito de los bañistas, al menos 2 veces al día, haciendo especial hincapié en las zonas más frecuentadas como vestuarios, aseos, taquillas, duchas y lavabos.  
Limpieza
Se debe hacer una exhaustiva limpieza antes de proceder a la desinfección de todo el mobiliario (vaso, cocheras, escaleras de acero inoxidable, duchas, paredes, taquillas, etc.), y prestar especial atención a las superficies de contacto más frecuente como grifos, barandillas o pomos de puerta. Se deberá realizar limpieza y desinfección de las zonas de estancia y de tránsito de los bañistas, al menos dos veces al día, haciendo especial hincapié en las zonas más frecuentadas como vestuarios, aseos, taquillas, duchas y lavabos.
Vasos
El Ministerio de Sanidad recuerda que el agua de los vasos debe contar con un proceso de depuración física y química, la renovación mediante adición de agua de aporte y la realización de controles operativos o rutinarios. Para eliminar el virus hay que mantener correctamente el tratamiento y niveles de desinfección residual en el agua.
Hostelería
Los establecimientos de hostelería que se encuentren ubicados en la piscina, deberán seguir los protocolos correspondientes a este sector.
Aforo
Se propone como medida restrictiva de aforo al menos doblar la superficie por persona en los espacios al aire libre y triplicarla en los espacios cubiertos. Estas medidas son indicativas y dependiendo de la configuración de la piscina y de la zona pública podrán establecerse medidas más restrictivas para asegurarse el distanciamiento social.
Vigilancia
Será el socorrista o el personal que designe el gestor de la instalación, el responsable de supervisar el número de bañistas en cada uno de los vasos y restringir los accesos a los mismos y de acuerdo con la legislación vigente en cada comunidad autónoma.

Entrada
Para la entrada a la piscina se propone dibujar o colocar bandas en el suelo de recepción que marquen la distancia mínima entre personas de dos metros para acceder el mostrador y a la entrada.
Zonas comunes
Las piscinas deben contar con una distribución espacial de al menos dos metros entre los usuarios que estará señalizada en el suelo. Todos los objetos personales como toalla, botes de crema, calzado de uso exclusivo, mochilas, etc. deben permanecer dentro del perímetro de seguridad establecido y evitar el contacto con el resto de usuarios.