Cinco pueblos fomentan la natalidad con ayudas de hasta 500€

R.G.R
-

Valoria la Buena ha sido el último municipio en implantar ayudas de 500 euros a las familias empadronadas que tengan un hijo. Ya lo hacen Villanubla, Villabrágima, Mayorga y Serrada

Ayudas a la natalidad para frenar la despoblación - Foto: Jonathan Tajes

Valoria la Buena ha sido el último municipio en sumarse a los pueblos que ofrecen ayudas a la natalidad para? frenar la pérdida de habitantes en la medida de lo posible. El Ayuntamiento intenta con esta medida mitigar el descenso de población que se viene registrando durante los últimos años de una forma acelerada. El Consistorio ha implantado esta medida y subvencionará con 500 euros a todas aquellas familias del pueblo que tengan un bebé. Con esta medida pretenden darle la vuelta a la situación de pérdida de población y salvaguardar el futuro del colegio ante la ausencia de niños. 
Una vez que finalice la tramitación administrativa, tras la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de la medida, el Ayuntamiento se convertirá en el principal bienhechor de las familias con nuevos integrantes. Ni más ni menos que 500 euros de subvención con la única condición de que al menos uno de los progenitores del menor este empadronado en el pueblo por un periodo de seis meses. 
El municipio ha visto cómo el padrón ha ido cayendo poco a poco con el paso de los años y aunque Valoria todavía mantiene un elevado porcentaje de menores inscritos en el colegio, el equipo de Gobierno entiende que debe hacer un esfuerzo económico para intentar revertir la caída de población. Durante los últimos diez años, el pueblo ha pasado de los 698 habitantes a los 629 del último padrón,  lo que supone un descenso de casi el diez por ciento. 
Valoria la Buena no es el único municipio de la provincia que ha implantado las ayudas para fomentar el aumento de la población. Villanubla, Serrada, Villabrágima y Mayorga son los pueblos que ya aprobaron esta medida, aunque cada uno con sus características.
Con este objetivo, el Ayuntamiento del pueblo aprobó en el mes de agosto de 2014 la concesión de ayudas a las parejas de la localidad que tuvieran un hijo a partir de 1 enero de 2015 y hasta el 31 de diciembre de este mismo año y desde entonces no la ha retirado. La primera de las ayudas fue a los padres del pequeño Gorca. 300 euros.  La única condición es que las parejas estén censadas en el pueblo con al menos un año de antigüedad. En el caso de Mayorga también se concede la ayuda en el caso de las adopciones. «Los primeros meses de vida del pequeño son los más costosos para los padres por la gran cantidad de cosas que haya que comprar y creemos que este es el momento adecuado para  conceder este dinero», apunta el alcalde, Alberto Magdaleno. 
Otro de los municipios que también puso en marcha las ayudas a la natalidad fue Villanubla, que fue el primer municipio de la provincia en ponerlo en marcha. En este caso, la cuantía es de 120 euros por nacimiento y existe la obligatoriedad de que los padres estén empadronados en el municipio al menos nueve meses antes del alumbramiento. 
tres años de estancia. En el caso de Serrada la ayuda asciende hasta los 150 euros. Desde el Ayuntamiento afirman que ya se han pagado ya unos 25 cheques, aunque este pueblo es el más restrictivo en cuenta al tiempo que deben estar empadronados los progenitores, con tres años de estancia mínima en la localidad.
De igual forma, el Ayuntamiento de Villabrágima aprobó el año pasado una subvención de 300 euros para los nuevos nacimientos con el objetivo de animar a los vecinos a aumentar la familia. También exige tres años para al menos uno de los padres de permanencia en la localidad.