Adif vende tres estaciones en pueblos de Valladolid y Burgos

P. Velasco
-
Estación de tren de Nofuentes en la provincia de Burgos. - Foto: Jesús J. Matías

Las estaciones de Nofuentes, Sardón de Duero y Bocos de Duero se han convertido en viviendas y mantienen un buen estado de conservación

La venta de las antiguas estaciones de tren de la Comunidad, aquellas que llevan sin uso ferroviario muchos años, es el objetivo final del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que quiere dejar de hacerse cargo del mantenimiento de estos inmuebles y que éste sea asumido por sus nuevos propietarios.
Sin embargo, pese a las campañas realizadas en los últimos años, Adif solo ha conseguido vender tres de ellas en Castilla y León: una en la localidad burgalesa de Nofuentes y otras dos en Valladolid, en concreto en las localidades de Sardón de Duero y Bocos de Duero, ambas en la línea Valladolid-Ariza, una de las que se quiere recuperar por su carácter histórico, tal y como reclaman las asociaciones de amigos del ferrocarril. Aunque Adif no tira la toalla y volverá a lanzar una nueva campaña para vender todas estas propiedades.
Los inmuebles suelen salir a subasta pública con un precio mínimo, que se fija en función de la tasación y de otras características de la estación como su estado de conservación, el terreno del que dispone o la ubicación del inmueble, entre otras, como indican fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias. Muchas de ellas se encuentran en estado ruinoso, aunque en el caso concreto de las estaciones de Nofuentes (Burgos) y la vallisoletana de Sardón de Duero se salvaron de esta desidia y hoy en día se han convertido en viviendas particulares mimadas al detalle y que sobreviven al paso del tiempo. Incluso en alguna de ellas se conserva material original de cuando el tren todavía pasaba por estos municipios.
convertidas en viviendas. En el caso de Nofuentes, la estación estuvo en servicio hasta 1985, fecha en la que se cierra la línea férrea Santander-Mediterráneo. Según el esquema de la estación, Nofuentes contaba inicialmente con una vía para cruce y alcance de trenes, otra de apartado que terminaba en la fachada lateral del edificio de viajeros en el lado ciudad y que lindaba lateralmente con el muelle, y otra que terminaba en el muelle descubierto. Su estado actual es excelente, ya que fue vendida en el año 2013 y se ha reconvertido en una vivienda particular.