scorecardresearch

Atletas de Uriel Reguero se preparan en Iten (Kenia)

D.V.
-

Saúl Ordóñez, Lorea Ibarzabal, Sara Pardilla y Elgar Lloret se encuentran en el país africano preparando la temporada 2022

Saúl Ordóñez, a la derecha.

El plusmarquista español de 800 metros, Saúl Ordóñez, Lorea Ibarzabal, Sara Pardilla y Elgar Lloret, todos ellos integrantes del grupo de entrenamiento que dirige en Valladolid Uriel Reguero, se encuentran concentrados  en Iten (Kenia) en busca de una buena preparación del año 2020.

En el caso de Ordóñez, recoge Efe, busca encontrar su «versión ambiciosa» como ya pasó antes de ser campeón de España. El corredor de Salentinos (León) repetirá la experiencia que ya vivió hace algunos años. "Me planteo esta concentración de varias semanas como un reto personal para recuperar la motivación y reencontrarme con el yo que tuve hace unos años, no solo en los entrenamientos, sino también en la competición de alto nivel y recuperar esa ambición que quizá, en parte, pudiera haber perdido", señaló.

La idea se fraguó en la concentración, también en altura, realizada el pasado año en Sierra Nevada (Granada) y en esta experiencia en uno de los lugares de mejor reputación del atletismo mundial está acompañado por Lorea Ibarzabal, Sara Pardilla y Elgar Lloret, todos ellos integrantes del grupo de entrenamiento que dirige en Valladolid Uriel Reguero.

Ordóñez buscará mejorar la preparación de cara a las citas de pista cubierta que se empezarán a disputar en enero de 2022. El corredor del New Balance pretende estar presente en alguna de esas pruebas, tanto en Europa como en Estados Unidos, en las que ya ha tenido destacadas actuaciones en años pasados.

La primera semana de trabajo en Iten se ha centrado en la mejora de la capacidad aeróbica con series con poca recuperación, a las que se añadirá un trabajo de fuerza y también anaeróbico con el fin de buscar "los beneficios para las pruebas de medio fondo, tanto los 800 como los 1.500 metros".

Tras la vuelta a España, su preparación específica durante dos semanas estará enfocada a las pruebas del calendario internacional, en las que alternará ambas distancias del mediofondo, con el punto de mira puesto en intentar el salto a los 1.500 después de participar en los Juegos de Tokio 2020 en los 800.