Los tres hospitales cumplen con los requisitos del Gobierno

A.G.M.
-

Clínico y Río Hortega llegaron a tener 103 pacientes en UCI a principios de abril, que es el pico que les exige Sanidad para una provincia como Valladolid

Vieja REA del Clínico, que se llegó a habilitar para pacientes Covid. - Foto: D.V.

El Gobierno sólo ha puesto sobre el papel del BOE dos criterios de manera nítida y con una cifras concretas para que una provincia pueda iniciar la ‘desescalada’ y en ningún caso habla de los criterios epidemiológicos que la Junta se ha preocupado en añadir en un ejercicio de «prudencia». Desde Madrid lo único definido que se exige, se circunscribe al ámbito hospitalario, puesto que habla de disponer o estar preparados para instalar, en un plazo máximo de cinco días, entre 1,5 y 2 camas de cuidados intensivos, y entre 37 y 49 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes. Los tres hospitales de Valladolid, que asumen una población de 520.000 personas –más las derivaciones que ha venido sufriendo de otras provincias– cumplen con ambos requisitos ya que la traducción es que debería haber entre 78 y 104 puestos en UCI, y entre 1.924 y 2.548 camas en planta, cifras en las que el Ministerio de Sanidad permite incluir tanto a los centros públicos como a privados.
En el caso de las llamadas UCI ‘extendidas’, los tres hospitales ya fueron capaces de cuadruplicar sus puestos para críticos, desde los 32 de capacidad funcional que suman Clínico (11 en situaciones normales) y Río Hortega (21) a los 143 que llegaron a ofrecer entre HCUV (76), HURH (61) y hasta el Hospital Comarcal de Medina que, en realidad, no tiene ni UCI y simplemente transforma la REA para los críticos. El pico fue 103.

MÁS DE 1.100 CAMAS EN LOS HOSPITALES SACYL

Los tres hospitales de Sacyl en la provincia vallisoletana han llegado a tener disponibles más de 1.100 camas durante estos dos meses de crisis sanitaria. El Hospital Clínico, que alcanzó las 538, tiene ahora una dotación de 454 camas, 310 de ellas, ocupadas; en lo peor de la pandemia, su pico de pacientes covid-19 en planta fue de 258 (el día 6 de abril), cifra que se ha ido reduciendo progresivamente hasta los 73 ingresados del último dato de la Consejería. 
En el caso del Río Hortega, se empezó con 470 camas y ahora hay 511, de las que 258 se hallan ocupadas. Actualmente, hay 40 pacientes covid-19 en planta, si bien el HURHllegó a acumular 240 a fecha 31 de marzo. Por su parte, la dotación asistencial del Hospital Comarcal de Medina del Campo señala que al inicio había 95 camas, que ahora son 91 y que 67 están ocupadas, de las que 13 son por coronavirus.
Clínico, Río Hortega y Comarcal están en sus mejores cifras de ingresados por covid-19 desde la última semana de marzo, lo que, desde hace 15 días, ha llevado a una progresiva reconversión de plantas, lo mismo que las zonas UCI. Así, por ejemplo, el Clínico  ya logró desactivar está semana todas las zonas convertidas en esas UCI ‘extendidas’, a pesar de que todavía está al triple de su capacidad funcional, con hasta 34 críticos de los que ‘solo’ once son por coronavirus; hace un mes eran 53, el pico en la Unidad de Cuidados Intensivos del HCUV.
En el área de críticos del Río Hortega, la situación está aún más cerca de su capacidad funcional, pese a que todavía hay mayoría de pacientes covid-19. De los 26 que había ingresados (al cierre de esta edición), 23 eran por coronavirus. El pico en la UCI del HURH se dio el 3 y 4 de abril, cuando llegaron a 52 del virus casos a la vez.