Deporte para Todos en el patio del colegio

D.V.
-

El proyecto Deporte I(nc)lusión llega esta vez al Pedro Gómez Bosque, un centro de integración de alumnado motórico en el que sus alumnos ya están más que acostumbrados a convivir con compañeros con necesidades educativas especiales

Deporte para Todos en el patio del colegio - Foto: Cesar Minguela

Parece sencillo pero no siempre lo es. Para muchos niños el acceso a la actividad física es complicado, por eso la Fundación Eusebio Sacristán desarrolla desde el pasado curso el plan Deporte I(nc)lusión en los centros escolares de Valladolid. 
Esta vez ha sido el Pedro Gómez Bosque, del barrio de La Victoria, colegio en el que aproximadamente una cuarta parte de su alumnado tiene necesidades educativas especiales -de hecho es centro de Integración Preferente de alumnado motórico-. Durante una mañana los niños y niñas de primero y segundo de primaria han experimentado con la actividad física desde otras capacidades diferentes a las suyas. ¿Cómo se jugaría al fútbol con la mitad de la visión? ¿O cómo se puede correr con los brazos atados?
El objetivo de este proyecto no es otro que poner a los niños en el lugar de otros. «En definitiva crear espacios de inclusión y respeto mediante el conocimiento de cómo afrontan la actividad física otras personas con diferentes capacidades -explica el responsable de actividades de la Fundación, Diego de la Torre-, aunque en centros como este ya lo viven a diario».
Este proyecto ya ha pasado por otros centros en la ciudad como El Peral, el Centro Especial número 1 o el Miguel Delibes. En todos la experiencia ha sido muy positiva, según De la Torre, y se han conseguido los objetivos marcados, fomentar el respeto entre los niños, incluir en el juego a compañeros con otras capacidades o con menos dotes para el ejercicio físico y hacerles ver que pueden jugar, en este caso al fútbol, igual que los demás.