Los contagios vuelven a los registros del confinamiento

Agencias
-

Sanidad informa de 483 brotes activos con 5.700 casos asociados, un tercio en el ámbito familiar y en el ocio nocturno

Los contagios vuelven a los registros del confinamiento - Foto: Europa Press

A pesar de los constantes esfuerzos por parte de las autoridades insistiendo en que el coronavirus está bajo control en España y defendiendo que no hay una segunda oleada de la enfermedad, los contagios no paran de crecer. De hecho, las cifras de nuevos infectados se aproximan a las registradas a primeros de mayo, en pleno confinamiento, aunque con pacientes más jóvenes y menos casos graves.
Lo dejó claro el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, al informar ayer de que actualmente en el país hay 483 brotes activos, los cuales llevan 5.700 casos asociados. Son 71 focos más de los anunciados apenas unas horas antes por el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Congreso. Esta diferencia, tal y como explicó Simón, se debió a la recepción de más cifras a lo largo del día.
En este sentido, el epidemiólogo apuntó que el 75 por ciento de los brotes están generando menos de 10 casos, si bien avisó de que el 25 por ciento restante provocan más contagios y, por ende, son los que tienen un mayor riesgo de generar transmisión comunitaria.
Asimismo, de los 483 focos activos, el 34 por ciento se localizó en el ámbito familiar o en el ocio nocturno. En concreto, se contabilizaron 90 brotes familiares, con alrededor de 770 casos asociados, y 30 relacionados con el ocio nocturno, los cuales llevan asociados unos 1.100 casos.
«No es que supongan un problema de gran magnitud, pero los brotes que no son familiares son mucho más difíciles de rastrear y de identificar a sus contactos, por lo que son mucho más complicados de controlar», afirmó Simón.
En las últimas 24 horas, se diagnosticaron a 1.229 personas de la COVID-19, 76 más que las que había el pasado miércoles, lo que eleva a las 285.430 los afectados desde el inicio de la pandemia, según el Ministerio de Sanidad.
De la misma forma, hasta 8.313 personas iniciaron síntomas de la COVID-19 en las dos últimas semanas y 2.158 en los últimos siete días. Respecto a las muertes, el departamento que dirige Salvador Illa registró 10 decesos por la enfermedad en los últimos siete días.
Por otra parte, Illa mantuvo que «no se creó un comité al margen de la administración pública del Ministerio de Sanidad» para realizar los informes que avalaban el cambio de fase de cada comunidad autónoma y que él fue quien tomó estas decisiones a partir de los informes de los técnicos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes).
De esta forma contestó ante la comisión correspondiente del Congreso en la que varios grupos parlamentarios se refirieron a la polémica sobre la existencia o no de un comité de expertos para los cambios de fase de las comunidades durante la pandemia.
El ministro aseveró que, a la hora de tomar las decisiones, se valía de los informes técnicos que le remitía la directora general de Salud Pública, a quien a su vez le llegaba toda la documentación del Centro de Coordinación y Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) que lidera Simón.
Ante estas explicaciones del titular de Sanidad, la oposición tachó todo la estructura decisoria relativa a la crisis sanitaria causada por el coronavirus de «mentira» del Ejecutivo a todos los españoles y de «tomadura de pelo» y «coartada» para presentar como decisiones científicas lo que solo eran medidas adoptadas por políticos, considerando la actual situación del país de «caótica».