¿Un pelotazo o un proceso político?

D.V.
-

La Audiencia debe dirimir si García de Coca, Álvarez Aller y Mezquita modificaron «deliberadamente» el PGOU o son «chivos expiatorios»

¿Un pelotazo o un proceso político?

Manipulaciones «deliberadas» para favorecer a empresas y particulares o meras víctimas de un «proceso político» contra la que fuera, entre 2003 y 2007, cúpula del departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, con el PP y León de la Riva al frente de aquel equipo de Gobierno. Será la Sección Cuarta de la Audiencia de Valladolid la que delibere, a partir del lunes, sobre un complejo caso que necesitó una instrucción judicial de casi diez años y que, ahora, llega a su fin con solicitudes de pena que podrían irse hasta los seis años y diez meses en el caso de la petición de la acusación popular (Federación de Vecinos) para el exconcejal de Urbanismo, José Antonio García de Coca, que reclama cuatro años y medio para Modesto Mezquita (exjefe del Área) y cuatro para Luis Álvarez Aller (arquitecto municipal).
La Fiscalía, en cambio, pide para cada uno de ellos penas de tres años de cárcel, rebajando en uno lo que había solicitado inicialmente, al dar por hecho que el tribunal tendrá que aplicar al caso la atenuante de dilaciones indebidas. La fiscal Ana Valle aprecia un delito de falsedad en documento oficial, cuatro de prevaricación y otro por ir contra el patrimonio histórico, y añade una multa de 25.200 euros y 37 años de inhabilitación profesional.
En su alocución final, Valle dejó claro que todos los cambios que se descubrieron en el Plan General de Ordenación Urbana fueron hechos a sabiendas y con la intención de favorecer a determinadas firmas inmobiliarias y a particulares, todo un pelotazo: «¡No son meros errores materiales sino de manipulaciones deliberadas!» en la normativa del PGOU, espetó la fiscal.
La defensa del que fuera edil de Urbanismo, en cambio, esgrimió la inocencia de José Antonio García de Coca, al que no dudó en definir como un «chivo expiatorio» de un «proceso eminentemente político» seguido contra él y los otros dos acusados, cuyos letrados fueron en la misma línea para solicitar una triple absolución.
Cerezo Bada, absuelto.

El que ya la tiene fue el ex jefe del Servicio de Planeamiento Urbanístico, José Luis Cerezo Bada, acusado durante todo el proceso junto a De Coca, Mezquita y Aller, pero para el que la Fiscalía retiró la acusación en el trámite final, por lo que el tribunal (al no ejercer la acusación contra él la Federación de Vecinos) decretó en ese momento su absolución.