Valladolid busca el cetro en el Concurso Nacional de Pinchos

M.B
-

Cuatro establecimientos vallisoletanos, Suite 22, Puerto Chico, La Teja y María, buscarán la gloria en la décimo quinta edición del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas, que se celebrará en la Cúpula del Milenio el lunes y martes, 4 y 5 de noviembre

Valladolid busca el cetro en el Concurso Nacional de Pinchos - Foto: Jonathan Tajes

Valladolid es la capital del pincho y de la tapa». Y sin dudarlo. Los cuatro finalistas vallisoletanos en el Concurso Nacional de Pinchos lo tienen claro. Y el certamen, que se celebrará este lunes y martes en la Cúpula del Milenio, no hace más que ratificar esa frase y sus sensaciones. Emilio Martín (Suite 22), Isabel González (Puerto Chico), Cristina Martino (Restaurante María) y Eva María Galiano (La Teja) apuran las horas para ponerse delante del jurado y buscar el preciado galardón que ya ostentan dos establecimientos vallisoletanos, Los Zagales y Don Bacalo. Ellos representarán a la ciudad en esta cita, que cumple ya 15 años. Y que en dos, en 2010, con el Tigretostón; y en 2015, con el Lechazo Taj Mahal, vivió un éxito de los fogones locales.
De los cuatro, dos ya han participado en alguna edición del Concurso. Y una, Isabel, ya sabe lo que es triunfar, al hacerlo con Don Bacalao y ese Lechazo Taj Mahal.
«El Concurso es una plataforma a nivel profesional, compitiendo con los mejores de toda España en un ambiente sano y de muy buen rollo», se arranca Isabel González, precisamente la única de los cuatro que ya tiene ese preciado galardón. Este año su apuesta es el Mullus, pincho de plata en el Provincial: «Es un trampantojo de salmonete, pero sin salmonete. Es un guiso de gambas, con sopa tailandesa, pan de Valladolid y un guiño a Martín Berasategui». 
Además de ese galardón en 2015, el año pasado volvió a rozar la victoria con Esencia. «Ganar es muy difícil pero esperamos hacer un buen papel, sobre todo que esté contenta con él. Todos pensamos en hacerlo lo mejor posible, pero un Nacional es muy difícil», apostilla la representante del Puerto Chico.
Ella fue una de las que presumió de ciudad y de tapas en el Concurso Provincial de la XXI edición de San Sebastián Gastronomika Euskadi Basque Country. «Allí hemos notado la fortaleza de Valladolid. Sin lugar a dudas somos la capital y el concurso de esta semana nos pone aún más en el mapa», señala Emilio Martín que, desde Suite 22, afronta su segunda participación en el Nacional tras la vivida en 2013. En su caso con ‘Contradición’, un juego de palabras y de sabores que le hizo llevarse el pincho de oro en el Provincial: «Es una sorpresa, porque se trata de un plato de cuchara que se come con la mano. Es cocina de aprovechamiento, es una elaboración colombiana... es un buñuelo, que se suele consumir en fiestas, con un toque castellano. De ahí viene la nostalgia... y de toda esa mezcla sale el nombre, con juego de palabras, con-tradición y contradicción».
El hecho de haber ganado el Provincial no le genera ninguna presión. Ya sabe lo que es participar en un Nacional.
El Restaurante María no es nuevo, pero sí Cristina Martino al frente de él. En 2013 ya estuvo en el Nacional con ‘Bombón más María’ (con Ángel Cuadrado) y en esta edición acude con ‘Lengua a la importancia’. «Son nuestras clásicas patatas a la importancia, con lengua de ternera y un toque de trufa; más flor de hibisco para darle color», apunta Martino. Asegura que es muy crítica consigo mismo, que aunque tenía la idea les costó encontrar ese punto exacto más de un mes y medio y que es ambiciosa: «Trataremos de hacerlo lo mejor posible y quedar en un buen puesto».
Aunque reconoce que el hecho de que se celebre en Valladolid tiene «su cosa; soy muy tranquila». Piensa igual que sus compañeros sobre Valladolid: «Se está haciendo un hueco entre las grandes ciudades y este concurso la impulsa aún más».
La ‘novata’ es Eva María Galiano con su Fidecrush. «Es un crujiente de perlas de tapioca relleno de fideua de sepia y langostinos con toque asiático», explica la representante de La Teja. «No contaba con llegar a estar en el Nacional, es la leche, es la primera vez que me pasa y es momento de disfrutarlo», señala sin dudas, añadiendo que trabajó en el pincho 3-4 meses hasta encontrar el punto.
«Valladolid se ha puesto a altura de muchos sitios. Se está convirtiendo en una ciudad de moda, referencia, en el tema pinchos», revela.
Los cuatro sabrán este lunes al mediodía el orden de sus presentaciones en el Concurso. Los cuatro serán los representantes locales en un Nacional con medio centenar de degustaciones de toda la geografía española. ¿Serán los próximos ganadores de Valladolid? En dos días se sabrá.