CyL lidera la prestación de los servicios sociales en España

SPC
-
Una mujer pasea a un hombre en silla de ruedas - Foto: Patricia González

El Índice DEC otorga a Castilla y León la nota más alta del país (7,45) por primera vez y obtiene la excelencia en derechos y cobertura, mientras que en economía supera ampliamente la media nacional

El alumno avanzado de la clase con un 7,45 sobre diez. Castilla y León se ha convertido en el líder nacional en prestación de servicios sociales superando al País Vasco y Navarra, que habían liderado el ranking los últimos años. Así lo certifica el Índice DEC2018 presentado ayer y que elaboran cada año la Asociación estatal de directores y gerentes de servicios sociales sobre el desarrollo de estos servicios. Es la primera vez que la Comunidad encabeza el listado nacional, y gana un puesto respecto al índice de 2017, cuando ocupó la segunda posición, con 7,5 puntos, por detrás de los vascos, que al igual que los navarros tienen un régimen foral de financiación y no común como se aplica en el resto de comunidades autónomas.
El estudio valora tres apartados:  derechos y ordenación del sistema (D), esfuerzo económico (E) y cobertura efectiva de prestaciones y servicios (C). En el primero, Castilla y León destaca por contar con todos los elementos legislativos, normativos, planificadores y de organización, alcanzando la Excelencia. En lo económico, se sitúa por encima de la media estatal y «roza la excelencia», aunque es superada por cinco autonomías. Mientras que en la cobertura efectiva también lidera este apartado en puntuación global y se encuentra por encima de la media estatal en casi todos los indicadores contemplados, alcanzando la Excelencia en este cometido.
Para el coordinador del informe, Gustavo García, en atención a la Dependencia la cobertura que tiene Castilla y León es «bastante superior a la media», y mantiene una tasa de desatención sobre dependientes con ayudas reconocidas, o lo que llaman el «limbo de la dependencia», muy bajo, con el 1,6 por ciento, lo que contrasta con la media del país del 20 por ciento, según informa Ical.
Eficiente y equilibrado

Tras conocerse los resultado del Índice DEC, el consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, Carlos Fernández Carriedo, destacó el trabajo realizado por la Junta de Castilla y León para que por primera vez los servicios sociales autonómicos hayan logrado obtener la puntuación más alta de todas las comunidades: «Uno de los aspectos más destacados es que se señala que el sistema público tiene una gran eficiencia y es equilibrado».
El consejero recordó que Castilla y León ya superó en 2017 a Navarra y ahora supera también en puntuación a País Vasco. «Esto supone un esfuerzo destacado por que es una comunidad de régimen común de financiación y en los últimos cuatro años ha logrado poner la puntuación de sus servicios sociales incluso por delante de las dos comunidades forales de España. Se coloca así, como dice el informe, como una referencia en España en lo que se refiere al análisis en el conjunto de esta prestación», se congratuló.
En el informe se reconoce que «el nivel de desarrollo del Sistema Público de Servicios Sociales en Castilla y León sigue siendo muy elevado», pero se considera preciso que mantengan «tanto las tendencias crecientes en inversión y cobertura, como los mecanismos de definición y ordenación eficiente del sistema».
Finalmente, el texto apunta también que hay que considerar las peculiaridades territoriales y demográficas como un desafío de futuro muy especialmente para los servicios sociales. «Recomendamos a la Junta, diputaciones y ayuntamientos, que consideren a los servicios domiciliarios como una prioridad de carácter estratégico no solo para los servicios sociales, sino también por su efecto sobre la articulación y sostenibilidad del territorio y por su impacto para el empleo», concluye el informe delDEC 2018.