El precio del combustible dispara las gasolineras 'low cost'

Óscar Fraile
-
El precio del combustible dispara las gasolineras 'low cost'

Veinte estaciones de servicio han abierto en cuatro años y Ballenoil, una de las cadenas más importantes, pondrá en marcha en 2019 sus ocho primeras en Castilla y León, una de ellas en Valladolid

En época de crisis, todo ahorro es poco para las familias, sobre todo en los gastos que hacen más daño al bolsillo. En los últimos años, sobre todo a raíz de la implantación del céntimo sanitario, la gasolina alcanzó precios récord en Valladolid. Algunos empresarios vieron en esta tendencia una oportunidad de negocio y así comenzó en toda España un proceso de apertura de gasolineras low cost imparable hasta ahora.
Hace poco menos de cuatro años que abrió la primera en la capital. En enero de 2015 La Estrella de Qatar introducía en la ciudad un nuevo concepto de estación de servicio, capaz de ofrecer el combustible más barato al reducir los costes de inversión, personal, gestión y precio de compra, ya que no suelen tener compromiso con ninguna operadora. A mediados de 2017 ya había una decena gracias a la apertura de otras dos de La Estrella de Qatar y la llegada de otras empresas, como Especial Oil. A lo largo de 2016 desembarcaron otras firmas, como la valenciana Gasexpress, que abrió otras cuatro en la capital. Y el goteo sigue sin detenerse hasta llegar a unas 20 en la actualidad. De hecho, Ballenoil, una de las principales cadenas de gasolineras low cost del país, con 105 distribuidas entre Cataluña, Madrid, Valencia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Asturias, tiene previsto inaugurar ocho en Castilla y León a lo largo de 2019, una de ellas en Valladolid, tal y como confirmaron desde esta empresa: «Cuatro estarán en León, una en Salamanca, otra en Segovia y otra en Palencia».
El director de expansión, David Querejeta, y el de Operaciones, Juan Sanz, coinciden en apuntar a la crisis como un factor fundamental en la expansión de estos negocios. «Nosotros fuimos los primeros en ofrecer surtidores en 2010, cuando se comenzó a liberalizar el mercado, porque hasta ese momento era muy complicado poner una estación de servicio si no eras de las grandes, de hecho, grupos internacionales, como Exxon Mobile, lo intentaron, pero no consiguieron asentarse en el mercado español por ese motivo», señalan.
Los responsables de la compañía, que prefieren no detallar la ubicación de la futura gasolinera, añaden que repostar en ella puede suponer un ahorro anual de 300 euros «por el mismo carburante que ofrecen las grandes operadoras». Según ellos, el litro suele ser diez céntimos más baratos que la media. «Hemos confirmado que cuando abrimos en una zona el resto de gasolineras bajan el precio para competir», añaden.
El listado de precios del Ministerio de Industria confirma que las gasolineras gestionadas por cooperativas, mayoritariamente en los pueblos, y las de empresas como Especial Oil, Gasexpress y La Estrella de Qatar están entre las más baratas, con unos 14 céntimos de diferencia respecto a las más caras.