32 pueblos de Tierra de Campos se blindan con 67 cámaras

R. Gris
-

Los puntos de vigilancia estarán instalados en iglesias y casas consistoriales como medida de prevención para evi?tar robos. La inversión será de 29.000 euros

La iglesia de Cabezón de Valduraduey tendrá una cámara. - Foto: D.V.

Es una medida de prevención para evitar robos», afirma el alcalde de Gatón de Campos, Alfredo Castro, en referencia a la iniciativa de la Diputación a la que se han suscrito 32 municipios para instalar cámaras de vigilancia en los principales inmuebles de sus edificios como medida de prevención contra los actos vandálicos y los hurtos que puedan sufrir. ?La Diputación aprueba en Pleno este viernes la subvención de 22.178 euros para su instalación que previsiblemente comenzará en  el mes de enero en la zona de Tierra de Campos, una vez que pasen las fiestas de Navidad. 
Esta medida, según explican varios de los alcaldes inmersos en este programa, no quiere decir que estén sufriendo una oleada de robos en esta zona, sino que se trata de una medida de prevención. En la mayoría de los casos, serán las iglesias y las casas consistoriales los edificios que se protejan por parte de los equipos de Gobierno al considerar que son prácticamente los únicos edificios municipales «que guardan elementos de valor», tal y como apunta el alcalde de Cabezón de Valderaduey, Javier Pisonero. 
La adjudicación para la instalación de cámaras por parte de la Diputación se ha realizado a varias empresas entre las que se encuentra Cenit Sistemas. Su director comercial, Diego Pérez Ansandi, destaca que se trata de cámaras IP, «más autónomas que las normales» y que no tienen que estar conectadas a ningún cableado, sino que graban las imágenes y las almacenan en la ‘nube’ por un periodo de tres semanas. «La Ley no permite retener las imágenes por un periodo superior al mes y nosotros las guardaremos por tres semanas». Además, algunos alcaldes incluso tendrán la posibilidad de observar las grabaciones en sus teléfonos móviles sin necesidad de desplazamientos. Eso sí, será necesario que los espacios donde se coloquen estas cámaras tengan wifi. «En el caso de que no haya, tendremos que colocar unas antenas para dotar de internet a la antena». 
Plaza Mayor de Aguilar de Campos, donde se instalarán tres cámaras. Plaza Mayor de Aguilar de Campos, donde se instalarán tres cámaras. - Foto: D.V.La condición que puso la Diputación es que el coste de las cámaras no fuera mayor de 400 euros por cada una y la subvención puede ascender hasta el 80 por ciento. Las entidades locales beneficiarias han tenido que hacerse cargo de la cuantía restante del importe total presupuestado. «Las cámaras se pueden encontrar en el mercado desde los 15 euros hasta los 15.000, pero las que se van a instalar son buenas y con una tecnología acorde a las necesidades de los pueblos».
El alcalde de Aguilar de Campos, José Luis Collantes, indicó que va a colocar tres cámaras en la Casa Consistorial. «Lo vamos a hacer de tal forma que cubran toda la Plaza, ya que es rectangular y ahí tenemos todos los edificios como la iglesia y el consultorio médico», indicó al tiempo que afirmó que se trata más de una medida de prevención que como consecuencia de robos registrados en los últimos meses. 
La misma opinión mantuvo el regidor de Gatón de Campos, quien afirma que no se han registrado robos desde los últimos años, aunque sí sufrieron una oleada en la década de los noventa. «Nosotros vamos a colocar dos cámaras, una en la Casa Consistorial para vigilar su entrada y la puerta principal de la iglesia y otra en la parte trasera para controlar otra puerta que tiene el templo». Afirma en que son los dos únicos edificios de las localidad que son susceptibles de sufrir robos por tener elementos de valor, pero insiste en que no han sufrido robos y que se trata de una medida de prevención. 
El alcalde de Cabezón de Valderaduey ha seguido el mismo camino y también instalará dos cámaras para proteger  la casa consistorial y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. «Son los dos edificios más importantes que tenemos».