PP y PSOE se unen para enmendar una propuesta de VTLP

D.V
-
PP y PSOE se unen para enmendar una propuesta de VTLP

Las diferencias se dieron porque VTLP quería articular el proceso de participación de los agentes económicos y sociales en el proyecto, mientras que tanto Partido Popular como PSOE interpretaban que el Plan debería estar "liderado" por el alcalde

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid aprobó la moción promovida por VTLP,  donde ha habido un grado importante de acuerdo, para elaborar un Plan de la Ciudad del Futuro, con el horizonte de 2050. Pero aunque sus proponentes han destacado la voluntad de todos los grupos de trabajar en un Plan para diseñar la "ciudad del futuro", han votado en contra de la propuesta finalmente aprobada, ya que no ha sido el texto que ha defendido el edil Alberto Bustos, sino una enmienda de sustitución transacionada entre el Grupo Socialista y el Popular.

Las diferencias se han producido principalmente en que VTLP proponía que la Concejalía de Participación Ciudadana y Deportes, de la que es titular su concejal Alberto Bustos, articule el proceso de participación de los agentes económicos y sociales en el proyecto, mientras que tanto Partido Popular como PSOE interpretaban que el Plan debería estar "liderado" por el alcalde de la ciudad, Óscar Puente.

Ciudadanos coincidía también en esta idea en el sentido de que, como ha explicado su edil Pablo de Vicente, consideraban que el aspecto de la participación debía abordarse en un medio plazo, ya que hacer de ello el primer paso sería como "empezar la casa por el tejado".

Tampoco ha habido consenso en el horizonte temporal, ya que VTLP proponía situarlo en 2030, pues Bustos ha puesto el ejemplo de que si se echa la vista atrás once años se puede comprobar que "la ciudad ha cambiado mucho". Tanto Vox como Ciudadanos se han mostrado a favor de este criterio, pero el PP y el PSOE apostaban por seguir la idea de otras ciudades españolas que, según el concejal del PP José Antonio de Santiago-Juárez, han ido a los "20 ó 30 años".

De esta manera, al presentarse sendas enmiendas de sustitución por parte de PP y PSOE, se han unificado en una sola que ha tomado como base la propuesta 'popular', con el horizonte fijado en 2050, y con el matiz de que el alcalde constituya "a la mayor brevedad posible" un grupo de trabajo formado por todos los grupos municipales para diseñar el plan de trabajo.

Esta propuesta ha contado con el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos y también de Vox, salvo en el punto relativo al situar el objetivo en 2050. VTLP, que ha votado en contra de todos los acuerdos, ha matizado que aunque no haya consenso consideran positivo el debate y partirán con la intención de fijar "estaciones de paso" en el proyecto más cercanas en el tiempo. En todo caso, ha lamentado con "desconcierto" y "desazón" que no sea Participación la que proponga el proceso metodológico.

En otros asuntos, se ha acordado, con el voto en contra de Vox y la abstención del Partido Popular, suprimir los dos puntos de la moción a favor de la Libertad Religiosa y del carácter laico del Ayuntamiento que fueron anulados por sentencia judicial, aunque se mantiene el resto del texto, algo que las dos formaciones de derechas planteaban que también se dejara sin efecto.

 

IFS

Igualmente, se han aprobado las modificaciones de créditos necesarias para aprobar las Inversiones Financieramente Sostenibles de 2019, por un total de 13 millones de euros, con la abstención de Cs, que ha considerado que el expediente era poco transparente y con la crítica de la portavoz del PP, Pilar del Olmo, por la "baja ejecución" presupuestaria.

El Pleno ha comenzado con la toma de posesión de Alberto Palomino como concejal socialista, en sustitución de Rosario Fernández, y con 
un amplio apartado de felicitaciones y condolencias, entre las que se han incluido las relativas al padre de la edil del PSOE Charo Chávez y a la secretaria del Colegio de Abogados y exsocia de Óscar Puente, Blanca Montes. De hecho, el regidor ha reconocido que al inicio de la sesión se sintió "afectado" por esta desgracia y quizás por ello omitió la referencia a las ocho mujeres víctimas de la violencia de género en España desde el último Pleno ordinario.