Kubo y la base de Segunda B

M.B
-

El japonés, cuyo nombre se vinculó al Pucela este pasado verano, sigue sin ganarse un hueco en un Mallorca que mantiene a once jugadores desde la categoría de bronce

Kubo y la base de Segunda B

Takefusa Kubo se vinculó al Real Valladolid este verano. O mejor dicho, al japonés le colocaron como refuerzo del conjunto blanquivioleta en calidad de cedido por el Real Madrid antes del inicio liguero. Aunque no será hasta este domingo, y si así lo decide su entrenador, Vicente Moreno, cuando pise el verde del José Zorrilla... y como rival, con la camiseta del Mallorca.
El caso del japonés es el de muchos otros futbolistas, al que se le vincula a la entidad blanquivioleta antes de que desde ésta se hagan movimientos para incorporar al susodicho.
El caso es que Kubo finalmente se fue a Mallorca («entre el Madrid, mi representante y yo decidimos que el Mallorca era la mejor opción», se limitó a responder sobre otras opciones el futbolista en una entrevista con Marca hace unas semanas), donde aún no ha conseguido hacerse con un hueco en un once en el que suelen aparecer 5-6 jugadores que hace dos temporadas jugaban en Segunda B. 
Kubo ha disputado dos encuentros de inicio de los ocho que lleva con la camiseta bermellona, acumulando 384 minutos hasta el pasado jueves -no jugó ante Osasuna-.
Pero el Mallorca, un recién ascendido, se caracteriza en este arranque liguero por contar con esa base de futbolistas que hace un par de campañas lograron que la isla volviese a contar con un equipo en el fútbol de elite, ascendiendo de Segunda B a Segunda, para hacer el más difícil todavía en la pasada temporada, logrando subir a Primera en un playoff de infarto.
De aquella 2017-18 en Segunda B, Vicente Moreno mantiene once jugadores: Lago Junior, Antonio Raíllo, Salva Sevilla, Manolo Reina, Xisco Campos, Joan Sastre, Miquel Parera, Abdón Prats, Marc Pedraza, Aridai Cabrera y Fran Gámez.
De los once, solo uno no ha podido aún debutar, el portero Miquel Parera, que ha visto más complicada su situación con la llegada a Palma de un ex del Real Valladolid, Fabricio.
El resto ya han tenido minutos. Algunos, como  Reina, Sastre, Raíllo, Gámez, Salva Sevilla y Lago Junior de forma habitual en el once.
Este domingo, la dupla Vicente Moreno-Dani Pendín volverá a confiar en aquellos que sacaron a la isla del ostracismo de Segunda B.