TLP denuncia que el PP ha "paralizado" la Diputación

D.V.
-

La plataforma Toma La Palabra manifiesta su "profundo malestar" por que los "problemas internos" del Partido Popular estén afectando al funcionamiento de la institución provincial

TLP denuncia que el PP ha "paralizado" la Diputación

La diputada provincial de Toma la Palabra (TLP), Virginia Hernández, ha manifestado su "profundo malestar" con la falta de acuerdos, información y actividad del PP, que mantiene paralizada la Diputación Provincial de Valladolid a causa de los "problemas internos" del partido. "Aunque hace casi un mes que los actuales diputados provinciales tomaron posesión de su cargo, todavía no se ha celebrado el Pleno de organización en la institución ni se ha hecho público de manera oficial el reparto de áreas y los distintos acuerdos de gobierno entre las formaciones de derecha en la Diputación", señala TLP a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Según ha criticado TLP, "el PP sigue afirmando en prensa que no hay un acuerdo de gobierno cerrado, sin embargo, desde Toma la Palabra aseguran que hay un decreto firmado por el presidente Conrado Íscar con fecha de 19 de julio en el que se nombra a los responsables de área y servicio, entre los que se encuentra Mario Fuentes, el único diputado de Vox en la institución, con la delegación de Agricultura, Ganadería y Calidad del agua". En este sentido, TLP ha lamentado que un mes después de la toma de posesión aún no se haya conformado un gobierno en la institución debido a las tensiones internas y entre PP y Ciudadanos (Cs), a causa del reparto de puestos y salarios, lo que "aleja de manera definitiva a la institución de los problemas reales de las personas".

En palabras de la propia Virginia Hernández: "es intolerable la parálisis a la que la falta de acuerdos entre las formaciones de derecha ha sometido a la propia institución, pero también a los Ayuntamientos y particulares que se mantienen a la espera de múltiples ayudas procedentes de la Diputación Provincial. De nuevo, PP y Cs demuestran que les importa más la vida interna de sus partidos, los puestos y los sueldos, que las personas a las que dicen representar". Además, la formación ha confesado su "decepción con la decisión del nuevo presidente de introducir a la extrema derecha en un gobierno que no necesitaba su apoyo". Aunque se muestran "cautos", a la espera de conocer un posible acuerdo de gobierno entre PP y Vox, la formación ha asegurado que este posible acuerdo de gobierno supone una "regresión intolerable de derechos y conquistas sociales", y que "velarán para que la provincia de Valladolid y sus pueblos sigan siendo lugar de encuentro y acogida para todas las personas".