Vallecillo regresa a la novela con 'Hambrientos y cobardes'

C. Combarros (Ical)
-

Este lunes llega a las librerías el nuevo trabajo del escritor vallisoletano, que se alzó en 2018 con el Premio de la Crítica de Castilla y León con su anterior obra, 'Akúside'

Ángel Vallecillo, en una imagen de archivo. - Foto: MiriamChacoN

“La vida no es una lucha de clases. La vida es una pelea entre mentes rápidas y lentas. Una lucha desigual. Más injusta que cualquier otra. Porque tu talento, la inteligencia, ¿qué es? ¿Un mayor número de conexiones neuronales? ¿Un cerebro diez gramos más pesado? Otro tipo de herencia. Tan gratuita y azarosa como las demás. El verdadero talento, Anne, es haber nacido lento de mente y aun así defenderte. Luchar sin armas”.

El arranque de ‘Hambrientos y cobardes’ (Pez de Plata, 22,90 euros), la nueva novela del escritor vallisoletano Ángel Vallecillo, condensa en breves líneas el tema central del libro: la inteligencia. El volumen, que llegará este mismo lunes a las librerías españolas de la mano de la editorial asturiana, comienza cuando Anne Liu, una joven científica extremadamente superdotada aparece muerta en lo que parece ser un asesinato ritual: alguien le ha abierto el cráneo para extraer su cerebro.

En clave de novela policiaca “mestiza”, ya que “mezcla muchos géneros”, Vallecillo ofrece a juicio de su editor, Jorge Salvador, “un thriller inclasificable y magnético, emotivo e inteligente en su forma y trama, salpicado por decenas de historias breves y personajes inolvidables”. Según explica en declaraciones a Ical el autor, el desarrollo de pequeñas historias dentro del relato general con las que confiere plena identidad a sus personajes secundarios no es algo que haga de forma consciente, sino que, de alguna forma, se ha convertido en su caso en una seña de identidad o de “estilo”.

Portada de la novela con ‘Hambrientos y cobardes'Portada de la novela con ‘Hambrientos y cobardes' - Foto: D.V.

“Mi cambio fundamental se produjo con ‘Colapsos’ (Premio Miguel Delibes de Narrativa 2006). Antes tenía dos novelas (‘Los comedores de tierra’, 1998; y ‘La sombra de una sombra’, 2002) donde seguía una narrativa más clásica, más lineal, en la línea de la literatura con la cual yo había aprendido leyendo, pero llegó un momento en que ya no me encontraba cómodo yendo de un punto A a un punto B. En ‘Colapsos’ surgió esa forma poliédrica de narrar, y desde entonces prefiero desarrollar muchas narraciones simultáneas antes que una sola. Quizá sea una literatura más confusa pero resulta mucho más rica para mí, y en ‘Hambrientos y cobardes’ esa fórmula quizá está más acusada si cabe. En esta ocasión he evitado ofrecer una narración tan seca o entrecortada como en otros libros míos, y desarrollar esas pequeñas historias de una forma más pausada, clásica y bella”, explica.

Algoritmos y tecnología conviven entre sus páginas con la investigación del asesinato, liderada por la teniente Wallace, una mujer tenaz e instintiva, sensible ante los débiles e inquebrantable frente a la soberbia, que enfoca sus pesquisas en COOP, la multinacional de seguridad informática donde trabajaba la víctima. La pista principal es un algoritmo de capacidad fantástica en el que Anne Liu estaba investigando y al que se refería como ‘El Resplandor’.

Un mundo sin fronteras

Fascinado de un tiempo a esta parte por el lenguaje del cómic, Vallecillo cita entre sus principales influencias una “obra maestra absoluta” como ‘Monster’, el manga de Naoki Urasawa que a lo largo de nueve tomos condensa “un montón de pequeñas historias, muy muy complejas”. Además, es notable una vez más en su trayectoria la influencia del cine contemporáneo, algo que considera “inherente” a su generación: “Siempre me han gustado las estructuras narrativas complejas, y directores como Lynch o Cronenberg, pero es que en los últimos años su estilo se ha multiplicado. Ya no hay otra manera de narrar; la literatura, el cómic y el cine se han mezclado y cada vez hay menos fronteras entre ellos”, explica.

En el caso de ‘Hambrientos y cobardes’, el relato transcurre íntegramente en Ciudad, un espacio imaginario donde el autor condensa el mundo y que se convierte en el auténtico protagonista de la trama. “He dividido Ciudad en barrios, y cada uno representa un continente o una nación metafóricamente. Hay un barrio que he llamado Faluya, que representa al proletariado, otro es Manhattan, está la India, las Bahamas, Europa o por supuesto España… Esa decisión me permite que los personajes vayan de uno a otro rincón del planeta con solo cruzar un puente, y ese recurso me parece un hallazgo muy interesante para globalizar el mundo de una forma directa”, señala antes de reconocer que son varios los guiños a Valladolid en el relato (los siete puentes, la niebla…) y que, “al leerlo, sientes que el mundo es muy pequeño”. 

La novela, que comenzará a llegar a las librerías este mismo lunes, tendrá su lanzamiento oficial el próximo 29 de junio, y el autor podría presentarla en León y Valladolid antes de participar, del 14 al 18 de julio en Avilés, en la próxima edición del Festival Transmedia de Terror, Fantasía y Ciencia Ficción Celsius 232.