El PP, seguro del pacto PSOE-Cs: «El que calla otorga»

SPC
-
Fernández Mañueco, junto a Juan José Lucas (d) en la visita a la empresa Nufrito. - Foto: Ical

Mañueco asegura en Soria que seguirá la «línea de trabajo» de Juan José Lucas en su exigencia a Madrid y Bruselas

El candidato del Partido Popular a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, consideró bastante probable la posibilidad de un acuerdo entre Ciudadanos y el PSOE tras las elecciones del próximo 26 de mayo, después de que el candidato de la formación naranja, Francisco Igea, no respondiera a su pregunta de si será el «caballo de Troya» que facilite el Gobierno a los socialistas.
«El que calla otorga», declaró Fernández Mañueco al valorar si después del cruce de criticas entre ambos en el debate electoral existe un «resquicio» para repetir el acuerdo que han mantenido el Partido Popular y Ciudadanos durante la pasada legislatura, que permitió la investidura del presidente Juan Vicente Herrera y sacar adelante los proyectos presupuestarios, entre otros.
En declaraciones previas a su visita a la empresa Imedesa, situada en el polígono de Aranda de Duero (Burgos), el candidato popular  recordó que había preguntado en «tres ocasiones» a Francisco Igea, durante el debate, si será el «caballo de Troya que permita la entrada del PSOE en la Junta», sin que el dirigente naranja diera una respuesta, lo que llevó a sentenciar que «el que calla otorga, las personas que tomen sus decisiones».
El cabeza de lista del Partido Popular advirtió que existen dos opciones, la que baja impuestos, crea empleo y apoya el medio rural y la que «se entrega en los brazos de los separatistas», en referencia al Partido Socialista, a cuyos dirigentes atribuyó que están «más preocupados de su futuro en Madrid que del compromiso con Castilla y León».

Indefinido. De Ciudadanos, después de que desde el inicio de la campaña le calificara como «partido veleta», Mañueco manifestó ayer que tiene un «proyecto indefinido» porque «dice una cosa y la contraria», por lo que antepuso a ambas formaciones su «proyecto renovado» con el que aporta una «garantía de gestión y experiencia», unido a la «solvencia, moderación y centrado en las personas de Castilla y León».
«Soy el único líder (de los que se presentan a las autonómicas) que tengo experiencia de gobierno municipal y autonómico», consideró en referencia a que ha sido consejero de Presidencia y de Interior y Justicia en dos gobiernos de Juan Vicente Herrera y, después, alcalde de Salamanca.
Fernández Mañueco estimó que en el debate electoral celebrado el pasado martes se vio «claro su proyecto renovado, de propuestas, ideas, solidez y experiencia de Gobierno», a lo que unió «ambición de futuro e ilusión con la gente de Castilla y León».
La caravana popular recaló ayer por la mañana en Aranda de Duero, la capital de la Ribera, donde visitó, junto a cargos del PP de Burgos, como el número uno a las Cortes, Ángel Ibañez, la fábrica de Imedesa, empresa mecánica y después se acercó a Roa para respaldar a la candidatura local, que encabeza David Colinas, con los que paseó por la localidad burgalesa.

Lucas

Ya por la tarde, el candidato del PPllegó a Soria, donde afirmó que seguirá la «línea de trabajo» de Juan José Lucas en su exigencia a Madrid y a Bruselas de los intereses de Castilla y León, si accede al Gobierno de la Comunidad, cuya figura calificó de «especial simbolismo».
Fernández Mañueco contó con el respaldo del expresidente de la Junta (1991-2001) durante la visita a la empresa Nufri, en la finca de La Rasa, y después en la presentación de la candidatura del PP en el Burgo de Osma, pueblo natal de Juan José Lucas.
El candidato ‘popular’ se detuvo en elogios a la gestión de Juan José Lucas, el primer presidente del PP que obtuvo la mayoría absoluta, que renovó en las citas de 1995 y 1999, de la que destacó su reivindicación y la defensa de los intereses de Castilla y León, tanto ante el Gobierno central como en la Unión Europea, según informa Ical.
Tras reiterar que presenta un «proyecto renovado», Mañueco destacó la defensa del medio rural como una de las señas del Gobierno de Lucas y, en ese marco, aseguró que será exigente para que en la negociación de la PAC «no se pierda un euro» de sus ayudas para los agricultores de Casilla y León.
Igualmente, expresó la apuesta por la industria agroalimentaria y por los regadíos como elementos para crear empleo y fijar población en el medio rural, donde puso como ejemplo a la empresa Nufri, con 1.045 hectáreas de las que 800 hectáreas son de manzanas, que exportan a casi todo el mundo, lo que la sitúa como la plantación más grande de Europa y del mundo con planta de malla antigranizo.