Mañueco ve una "quimera" la autonomía para el Reino de León

SPC
-

El presidente de Castilla y León cree el tema está "absolutamente zanjado" y confirma la apertura de una investigación para determinar "qué ha ocurrido" en los tres municipios donde el PP apoyó la moción

Alfonso Fernández Mañueco. - Foto: Ical

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tildó hoy de “inoportuno” el planteamiento de una autonomía para el Reino de León después de la moción aprobada el pasado viernes en el Ayuntamiento de la capital leonesa a propuesta de UPL y con el respaldo de PSOE y Podemos.  Lo ve como una "quimera" que busca "manipular sentimientos" para ocultar lo importante, que es el empleo y la búsqueda de oportunidades. Esta iniciativa también salió adelante el fin de semana en otros ayuntamientos de la provincia leonesa, en algunos de ellos con el apoyo del PP -Matadeón de los Oteros, Crémenes y Cabrillanes-, algo que Fernández Mañueco justificó por “representación exigua” que los ‘populares’ tienen en estos municipios.

Según declaró el presidente del Ejecutivo autonómico en el programa ‘Más de uno’ de Onda Cero, hay que “poner en contexto el voto de cada persona y de cada municipio”, ya que en la capital leonesa los concejales no solo están vinculados a la política regional y nacional, mientras que en los tres municipios donde también salió adelante la moción con el apoyo del PP, el partido tenía “una representación exigua” y no se encuentran “en el día a día de la política nacional”.

Fernández Mañueco reconoció que se trata de un tema “absolutamente zanjado” aunque confirmó la apertura de una investigación para determinar “qué ha ocurrido en municipios donde los concejales están más preocupados de que funcione la luz o se recojan las basuras que de las grandes reflexiones políticas nacionales”.

Para el presidente de la Junta, la propuesta de UPL supone “quimeras imposibles” o “ensoñaciones” que lo único que buscan es “manipular los sentimientos y ocultar lo realmente importante” que es la creación de empleo, de oportunidades, de apuesta por que los jóvenes puedan desarrollar un proyecto de vida en la provincia, en la Comunidad o en España. Aunque trasladó su respeto por que cada uno “se sienta como quiera”, incidió en la necesidad de “someterse a la ley, a la Constitución y al Estatuto de Autonomía”, además de sentirse orgullosos “de lo que hemos hecho entre todos en nuestro país y en nuestra Comunidad”, añadió.

Fernández Mañueco defendió la España de las autonomías como “un modelo de éxito en España” con políticos “desleales” en determinadas comunidades, algo que “no ha sido el caso” en Castilla y León, un territorio que “ha contribuido a lo largo de su historia a la formación de España como nación, y lo seguimos haciendo”, se felicitó. “En estos momentos, España no puede permitirse nuevas aventuras territoriales que no se sabe dónde van a acabar” y que estimó que en un momento como el actual son “inoportunas”.

Acuerdo de gobierno

En relación a la formación de Gobierno en España, Fernández Mañueco incidió en que Pedro Sánchez ha hecho “una postura errónea” de los resultados electorales el pasado 10 de noviembre porque recordó que “gran parte de los votantes han votado por moderación y Constitución”, mientras que el PSOE, sin haber pasado 24 horas “se echó a los brazos de Pablo Iglesias”, que representa “la radicalidad de izquierdas” pero también de los separatistas que “no creen en España”, lamentó.

Para Fernández Mañueco, Pedro Sánchez ha elegido “una mala pareja de baile” y dado la espalda a “buena parte de sus votantes” que pidieron “moderación y apoyo a la Constitución”. A su juicio, el encargado de elegir esa ‘pareja de baile’ es “quien gana las elecciones”, por lo que recalcó que es a él a quien hay que “culpar” del camino elegido y a quien hay que pedir las explicaciones oportunas.

Por el contrario, Fernández Mañueco defendió que el líder del PP, Pablo Casado, está actuando “con prudencia, no pasividad” e insistió en que la responsabilidad de cambiar “el rumbo” corresponde al presidente del Gobierno en funciones. “Quien tiene que romper con Unidas Podemos es Pedro Sánchez y buscar esa posición por el interés general de España y buscando el centro político”.