Ronaldo, en busca del control total

M.B
-

El presidente ya tiene el 72,73% del accionariado del club blanquivioleta tras comprar en el primer semestre del año un segundo paquete accionarial

Ronaldo. - Foto: David Fernandez

Ronaldo Nazário de Lima ya cuenta con el 72,73% del accionariado del Real Valladolid. Así consta en la Memoria del Ejercicio 2018-2019 del club, aprobada a primeros de este mes en su Junta General de Accionistas. El brasileño, cuyo objetivo a corto-medio plazo es hacerse con el control total de la entidad, habría aumentado su poder comprando parte de las acciones que mantenía el anterior presidente, Carlos Suárez; además del paquete que aún mantenía Promociones Altai (10,66%), detrás de la que estaba el que llegase a ser vicepresidente del club, Álvaro Ruiz de Alda; así como a algunos pequeños accionistas.
De esta forma, el nuevo reparto accionarial del club estaría encabezado por su actual presidente, Ronaldo, que tendría un 72,73 por ciento gracias a su empresa Tara Sports, constituida en mayo de 2018 -de la que el brasileño es su socio único desde enero de este 2019-, que tiene un 51,05%, fruto de la compra a Suárez en septiembre de 2018; y a su propia persona, que tiene un 21,68%.
Como segundo máximo accionista del club aparece Carlos Suárez Sureda, con un 10%. El que fuese presidente y máximo accionista del club mantenía algo más del 16% junto a su mujer, Marta Urgoiti, hasta antes del cierre del ejercicio en junio.
Mientras que en el reparto público del accionariado de la entidad aún se mantienen dos empresas de la época de Nacho Lewin. Una que creó él mismo, Utopía del Sur, con un 4,99%. Constituida en mayo de 1999 con el objeto social de «la regulación, tratamiento, desarrollo y proyección publica de los derechos de imagen pertenecientes a personas físicas o jurídicas, publicas o privadas, integrantes del mundo de la moda, del deporte...», en 2000 llegó a tener el 15,8%. Y una segunda, Inmobiliaria Ágora, S.A., que mantiene un 9,11%, cuyo administrador único es Ricardo Muñoz, dueño a su vez de varias empresas más, y del que apenas hay referencias. En el club siempre ha estado representado por Jacobo de Salas. El resto de los accionistas, alrededor de un 3,17%, son pequeños en cuanto a número.
deuda. Por otro lado, en la misma memoria se especifica la deuda que mantenía el club a 30 de junio de 2019. La misma ascendía a 14,8 millones de euros, de los que 7,9 correspondían a Hacienda.
El Real Valladolid afrontará a lo largo de esta temporada el pago de 10,3 millones, acabando con el dinero que aún se debía a la Agencia Tributaria y a los acuerdos ordinarios y subordinados pactados en su día con los acreedores. De esta forma, a partir de la próxima temporada, 2020-21, el club solo tendrá que hacer frente a 715.000 euros por campaña hasta la 2024-25; cuando empezará a pagar 207.000 euros hasta la 2032-33, cuando dejará de deber dinero según el cuadro de amortizaciones aprobado en su momento.