Las pernoctaciones de turismo rural crecen un 6,5% en 2018

SPC
-
Casa rural en la provincia de Segovia. - Foto: Rosa Blanco

Los viajeros experimentaron un incremento del 7,4 por ciento hasta los 818.259

Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural crecieron el pasado año en Castilla y León un 6,5 por ciento con relación a 2017, hasta las 1,8 millones, mientras que los viajeros experimentaron un incremento del 7,4 por ciento, hasta los 818.259, según los datos recogidos hoy por la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos Extrahoteleros del Instituto Nacional de Estadística (INE) y publicados por Ical.

En el conjunto nacional el incremento de las pernoctaciones fue inferior, del 3,4 por ciento, hasta totalizar 11,4 millones, mientras que el de viajeros fue del cinco por ciento, con 4,25 millones. En este sentido, Castilla y León se mantiene como líder y el pasado año aglutinó el 15,7 por ciento del mercado nacional en cuanto a pernoctaciones, y una quinta parte de los viajeros. Mientras, Andalucía se situó por detrás de la Comunidad y sumó el 11,5 por ciento, y Cataluña, que ocupó la tercera posición, el 11 por ciento. En cuanto a los viajeros, la Comunidad también lideró el mercado por delante de Cataluña (486.935), Andalucía (371.569), Baleares (337.738) y Castilla-La Mancha (300.994).

Entre las 15 provincias con mayor número de pernoctaciones se encuentran seis de Castilla y León. Ávila ocupa la sexta plaza con 344.006, muy lejos de Málaga, que lidera esta clasificación, con más de 714.000, mientras que Segovia es octava y Burgos, novena, con 260.821 y 235.244, respectivamente. También figuran Salamanca, Soria y León, que a pesar de estos datos es la única provincia que evoluciona en negativo.

La estancia media en los establecimientos de la Comunidad fue de 2,20 días, mientras que la media nacional se elevó hasta los 2,68. Además, el 7,4 por ciento de las pernoctaciones correspondieron a turistas extranjeros, mientras que en el conjunto de España fue del 28,2 por ciento.

Por otra parte, el número de establecimientos se alza hasta los 3.556, con una oferta de plazas de 31.332, en los que trabajan 4.858 personas. El grado de ocupación por plaza fue del 15,62 por ciento, mientras que los fines de semana se incrementó hasta el 33,38 por ciento. A nivel nacional, los 16.596 establecimientos ofertaron casi 160.000 plazas y emplearon a 24.415 personas. En este caso, la ocupación media fue del 19,3 por ciento y los fines de semana del 33,1 por ciento.

Provincias

Así, el número de pernoctaciones presentó crecimientos en todas las provincias, salvo en León, donde descendieron en 2018 un 6,8 por ciento, hasta totalizar 203.455. Las subidas fueron encabezadas por Salamanca, con un 15,6 por ciento más y 210.581. Le siguieron Burgos, donde el alza fue del 12,9 por ciento (235.246), Ávila, que mejoró sus resultados un 11,6 por ciento (344.005). En Valladolid, el número de pernoctaciones subió un 7,2 por ciento (102.299); en Zamora, un 5,4 (138.835); en Segovia, un 4,6 por ciento (260.821), y en Soria, un 2,9 por ciento (208.428).

Por lo que respecta a los viajeros se incrementó en todas, a excepción, también de León, con una caída del 8,2 por ciento, hasta 110.116, y Palencia, con un 2,2 por ciento menos y 37.499. Salamanca registró el incremento más importante, con un 20,5 por ciento (82.159); seguida de Ávila, con un 17,7 por ciento (123.972), y Burgos, con un 12,6 por ciento (97.696). A continuación se encuentran Zamora, con un 8,77 por ciento (59.922), por delante de Soria, con un 6,83 por ciento (78.689), Valladolid, con un 4,9 por ciento (49.319); y Segovia, con un 2,19 por ciento (121.539).

Además, el pasado año los 23 albergues de Castilla y León contabilizaron 49.432 viajeros y 141.497 noches, mientras que los apartamentos turísticos, que ofertan 6.192 plazas, registraron 197.135 viajeros y 470.755 pernoctaciones.