La Catedral acogerá el día 28 la Fiesta de la Familia

D.V.
-

Tras la eucaristía, el Patio de los Cipreses acogerá una chocolatada con villancicos en una fiesta

La Catedral acogerá el día 28 la Fiesta de la Familia

La Fiesta de la Sagrada Familia que se desarrollará en la Catedral de Valladolid el día 28 de diciembre contará por segundo año con un Belén viviente, que protagonizarán alumnos del Colegio Jesuitinas y otros niños que quieran participar, se completará con música, una chocolatada y villancicos.

La celebración, que se desarrollará bajo el lema 'La Familia, escuela y camino de la santidad', contará con un Belén viviente a partir de las 17.30 horas que en esta ocasión se ha abierto a los niños que quieran participar, ya que se ha invitado a hacerlo a través de las parroquias y los colegios.

En esta ocasión la mayor representación de estos centros será la de alumnos de Educación Primaria del centro vallisoletano de las Jesuitinas, que fundamentalmente representarán el Nacimiento.

La delegada de Familia y Vida de la Diócesis de Valladolid, Elena Gordo, ha explicado en declaraciones a Europa Press que se trata del segundo año que se hace este Belén viviente en el marco de una fiesta en torno a la familia de Nazaret, que representa un "icono" para las familias católicas, que tratan de esta manera de "hacerlo vivo".

Esta celebración pretende juntar a familias de diferentes edades en torno a un motivo como es el "cumpleaños" del Niño Jesús, que está "vivo", y hacerlo de la manera "más festiva posible".

Por eso, en torno al acto central de la eucaristía que el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, oficiará en la Catedral Metropolitana a partir de las 18.00 horas, se han organizado otros actos.

Así, a las 17.30 horas se pondrá en marcha el Belén, durante la eucaristía habrá participación de varios coros diocesanos, con diferentes formas de cantar, estilos e instrumentos, algo que "queda muy bien" en una celebración de este tipo, ha apuntado Gordo.

Esta fiesta, abierta a todas las familias, culminará con una chocolatada a todo el que quiera acercarse al Patio de los Cipreses, tras la Catedral --junto a la Plaza de la Universidad--, donde se instalará también un altavoz y se cantarán villancicos.

En cuanto al lema, la delegada de Familia de la Diócesis ha explicado que la vida familiar tiene que ser "el contenido real" de la santidad a la que se consideran "llamados", que no se puede esperar "al margen de las exigencias y responsabilidades diarias".

Además, ha incidido en que la familia "es lugar donde los niños aprenden lo que esta bien y mal, es donde se les enseña a ser buenas personas, a ser honestos, responsables", pero también "a tener a Dios presente".

Imprimir