Mejoran la accesibilidad de la plaza de San Nicolás

D.V.
-

El Ayuntamiento ha invertido 105.000 euros en el tramo comprendido entre la calle Mirable y el paseo Renacimiento

Reurbanización de la plaza de San Nicolás. - Foto: D.V.

El Ayuntamiento de Valladolid ha mejorado el espacio peatonal y la accesibilidad de una parte de la plaza de San Nicolás con una inversión de 105.000 euros.

El concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, junto con técnicos municipales ha visitado la obra que supone una mejora "continua" de espacios peatonales y de la accesibilidad de las calles, "un objetivo" del equipo de Gobierno que traslada a "hechos los compromisos adquiridos".

En concreto, la obra se ha ejecutado en el tramo comprendido entre la calle Mirabel y el Paseo Renacimiento. Esta actuación estaba incluida en los Presupuestos Participativos de 2019 y presupuestada en 105.000 euros. Las obras se han ejecutado dentro del Lote 1 del Contrato de Conservación de las Vías Públicas de Valladolid, con una duración real de nueve semanas, si bien se han visto afectadas y temporalmente paralizadas por la situación provocada por la pandemia, informa el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

La principal demanda vecinal, señala el Consistorio, era la mejora de la accesibilidad en el entorno y en particular a la parada de autobús existente, si bien desde el punto de vista técnico se sumaban la necesaria mejora de pavimentos en mal estado y muy especialmente la conveniencia de solucionar un problema de seguridad vial derivado de la existencia de un aparcamiento en batería, cuyo uso obligaba a los vehículos a invadir hasta dos de los tres carriles de la calzada al realizar las maniobras, especialmente peligrosa en el caso de la salida marcha atrás sin apenas visibilidad y en un punto de gran densidad de tráfico.

"Con estas premisas, se ha optado por una modificación del aparcamiento transformándolo de batería a línea, con lo que las maniobras repercuten en un solo carril y con mejor visibilidad, aunque ello ha supuesto la reducción en 8 del número de plazas, y un importante ensanche de la acera para mejorar la accesibilidad peatonal incluyendo una ampliación de la plataforma de la parada de bus hasta sus dimensiones estándar", continúa el comunicado.

La superficie total afectada por la intervención supera los 1.100 metros cuadrados, con una longitud máxima de 140 metros y una anchura media de 8 metros, de los cuales 5,80 son de acera y 2,20 de aparcamiento.

Los materiales empleados han sido losetas prefabricadas con árido granítico y acabado granallado de 20 x 20 x 4 centímetros en la acera, y adoquín prefabricado de hormigón de doble capa de 20 x 10 x 6 centímetros sobre base de hormigón HF-3,5 en aparcamiento. Todos los encintados se han realizado con bordillos de granito.

Las obras han incluido, asimismo, la anulación de antiguos vados fuera de uso, nuevos alcorques para el arbolado existente, prolongación de la valla de contención peatonal en la intersección con el Paseo del Renacimiento, dos nuevos bancos de madera y la reconstrucción de la zona correspondiente al centro de transformación de Iberdrola, concluye el comunicado.