Concha Velasco da brillo a la alfombra de los Max

Óscar Fraile
-

La actriz vallisoletana fue la que acaparó más aplausos entre un público menos entusiasta que en la Seminci, pero muy expectante

La alfombra roja volvió a lucir hoy frente al Teatro Calderón en los minutos previos al inicio de la gala de los XXII Premios Max. Y lo hizo pese a la cara de sorpresa de algunos viandantes, que se preguntaban «qué hay hoy en el Calderón». De nada servía el enorme cartel en la fachada del edificio, ni el photocall donde a cuentagotas iban pasando los rostros conocidos...unos más que otros.

 

Y es que el poder de la televisión volvió a quedar patente con el revuelo que se organizaba cuando aparecían caras conocidas de la pequeña pantalla. Por ejemplo, la de Nacho Guerreros (Coque) en La que se avecina.

 

El presentador, el vallisoletano Fernando Cayo, también se dejó ver por la alfombra roja para recordar que estaba «encantado» de estar en su tierra.

 

Aunque el público se fue animando a medida que se acercaban las 20.00 horas, el ambiente era mucho más frío que el que genera la Seminci. Pocos 'selfies' y menos aplausos al paso de actores y directores. «Solo conozco al presentador», decía una mujer en primera fila. «Estos son los del teatro, pero... ni idea», replicaba un hombre que estaba al lado.

 

También estaba el espectador entusiasta. Conocedor de buena parte de los finalistas y encargado de recitar el nombre de cada uno de ellos a su paso. A distancia seguían los despistados: «¿Pero es hoy la Seminci?».

 

Entretanto, los rostros conocidos seguían desfilando. Por ejemplo, la directora vallisoletana Lucía Miranda, la actriz vallisoletana María San Miguel y actor Alberto Velasco. 

 

Pero la auténtica protagonista fue Concha Velasco. La que arrancó el aplauso más contundente. Su llegada llenó de expectación la alfombra. Con gritos de «Concha, Concha». En la puerta la esperaba el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que la recibió con un afectuoso saludo. «Qué pequeñita es, yo pensé que era más alta, como bailaba tanto...», decía una mujer. «Te  queremos un montón», gritaba otra. Concha no escatimaba besos y fotos a su público, al que tanto quiere. 

 

Valladolid volvió a derrochar cariño hacia todos los profesionales de las artes escénicas. Pero un poco más para Concha porque Concha...es mucha Concha.

 

Durante la presentación de la gala, la presidenta de la Fundación SGAE, Ana Graciani, recordó que la gala de este año es un canto a la libertad: "Queremos que los Premios Max sean una fiesta de la libertad, que dé voz a todas las personas y colectivos, siempre desde el respeto y nos recuerde que el arte, en cualquiera de sus formas no debe ser perseguido".

En esta XXII hay cuatro candidaturas con presencia de vallisoletanos. María San Miguel puede conseguir el Max al Mejor Espectáculo Revelación con 'Viaje al fin de la noche', la compañía Teloncillo opta al Mejor espectáculo, infantil, juvenil o familiar por La Granja, la actriz y bailarina Cristina Calleja opta al Mejor Espectáculo de Calle con Flotados y la directora Lucía Miranda es finalista en Mejor Autoría con Fiesta, fiesta, fiesta. Concha Velasco recibirá un Max de Honor como «figura pionera del teatro musical español» y su compromiso con la figura femenina. Todo ello en una gala que también presentada por el actor vallisoletana Fernando Cayo.

 

 

GALERÍA DE FOTOS

 

Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón J.T.
Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón - Foto: J.T.
Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón J.T.
Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón - Foto: J.T.
Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón J.T.
Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón - Foto: J.T.
Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón J.T.
Alfombra roja de los premios MAX de artes escénicas en el Teatro Calderón - Foto: J.T.