Sacyl diagnostica cada año a 700 vallisoletanos con cefaleas

A. G. Mozo
-

La Unidad de Cefaleas del Clínico cumple doce años convertida desde hace ocho meses en centro de referencia regional, y tras haber tratado a 7.000 personas. Es una dolencia «incapacitante» que en muchos casos se sufre en silencio

Una profesional sanitaria atiende a una paciente. - Foto: David Pérez

«No sé es consciente de lo mucho que sufre un paciente migrañoso y ellos, muchas veces, tampoco son conscientes de que se les puede ayudar y simplemente se autotratan, sin saber que existen fármacos que pueden resolver esos ataques de migraña». Habla el neurólogo Ángel Guerrero, uno de los doctores con más prestigio en este campo y jefe, creador y alma mater de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico, convertida desde hace ocho meses en centro de referencia para toda Castilla y León, después de doce años de exitoso trabajo en Valladolid. 
Esta unidad echó a andar en enero de 2008 y, desde entonces, han pasado por sus consultas más de siete mil pacientes. Allí trabajan tres neurólogos y dos enfermeros que ven una media de unos 1.500 pacientes cada año, de los que 700 son nuevos, que acuden derivados desde Atención Primaria. «Es un tipo de enfermo que necesita una atención especial por parte de unos profesionales sensibilizados con sus dolencias y con cierto nivel de entrenamiento tanto para llegar a los diagnósticos, como para pautar los diferentes tratamientos que se necesiten», según explica el doctor Guerrero a El Día de Valladolid.
En esas consultas del Edificio Rondilla (antiguo Río Hortega) se atiende patología «prevalente», «muy frecuente» y ahí las migrañas y las cefaleas tensionales son las que más veces pasan ante los ojos de este equipo de expertos, porque «son las más comunes», si bien el doctor Guerrero recuerda que «hay otro tipo de dolores de cabeza que requieren una atención específica» como la que se da en esta unidad especializada.
Más de la mitad de los pacientes que pasan por la Unidad de Cefaleas sufren migrañas. «Es un tipo de dolor de cabeza muy frecuente y muy incapacitante que afecta al doce por ciento de la población y es la cefalea más discapacitante», argumenta este neurólogo, quien detalla que «es más frecuente en mujeres, con una proporción de tres a uno» y afecta a los pacientes «en los años centrales de su vida, es decir, entre los 15 o 20 hasta los 60»: «Afecta y discapacita en los años en los que se toman las grandes decisiones (laborales, profesionales, vitales, de familia...)», enfatiza.
detallistas y observadores. «Los migrañosos tienen un cerebro que es especialmente sensible a los cambios. Además, suelen ser unos pacientes especialmente detallistas y observadores, personas que hace 150 años tenían unos cerebros que suponían una ventaja evolutiva, al ser capaces de obtener información de entornos en los que había poca, pero en el mundo actual, en este entorno de ‘infoxicación’, la persona migrañosa se ve sometida a unos hiperestímulos, de tal forma que reacciona a determinados cambios y lo hace con dolor».
Junto a las migrañas aparecen la cefaleas tensionales, un tipo de dolencia que «suele estar asociada a trastornos del ánimo, ansiedad, depresión... y en otras ocasiones, por contracturas de pequeños músculos en cabeza y cuello».
A partir de ahí, ven «con cierta frecuencia» cefaleas relacionadas con el uso excesivo de medicación, ya que, según explica Guerrero, «el tomar analgésicos durante muchos días al mes favorece la aparición de los dolores de cabeza»; y cefaleas primarias, también incapacitantes, como la cefalea en racimos o en acúmulos, y los dolores faciales, las denominadas neuralgias.
unidad de referencia. Desde abril, la Unidad de Cefaleas del Clínico se ha convertido en unidad de referencia de todo Sacyl, ocho meses en los que les han derivado 25 pacientes de otras provincias, «de especial complejidad, en los que se han intentado otras cosas sin éxito». Pese a lo pomposo de ese título de ‘unidad de referencia’, Guerrero cree que las cosas «no han cambiado demasiado»: «Desde el principio, nosotros apostamos por trabajar de una manera integrada con Atención Primaria, recibiendo pacientes directamente desde los centros de salud, dando solución rápida a algunos y ‘quedándonos’ con otros porque son casos más complejos. En nuestro ADN estaba ese trabajo integrado con médicos de Atención Primaria, de forma que el paciente reciba la misma atención en su centro de salud o en la Unidad». Por ello, uno de los campos en que se profundiza es en la formación de médicos de Atención Primaria, un área con el que se mantiene una relación directa a través de un correo electrónico, que simplifica la posible burocracia sanitaria.
El hecho de ser unidad permite, además, colaboraciones con otros servicios como Psiquiatría, tener actividad docente (allí se forma también a residentes del área de Neurología), así como participar en proyectos de investigación y en ensayos clínicos. «A lo largo de los últimos años hemos participado en la mayoría de ensayos basados en los cuales se ha desarrollado una nueva generación de fármacos que está llegando a los hospitales».
ensayos clínicos. Actualmente están incluyendo a pacientes en tres ensayos. Uno para comparar uno de los nuevos tratamientos, el de anticuerpos monoclonales que se inyectan por vía subcutánea, con tratamientos preventivos orales. En otro se está evaluando al eficacia de uno de los nuevos fármacos, en una especial de pacientes, la de uso excesivo de medicación. Y en otro se está evaluando la seguridad y la eficacia de un nuevo fármaco que, tomado por vía oral, puede atajar ataques de migraña.