scorecardresearch

Miguel Martínez, seria duda para Antequera

D.V.
-

El lateral sufre un esguince en el tobillo y en el caso de que pudiera jugar "lo haría muy mermado", ha apuntado Pisonero. "Esta situación tan complicada nos enriquecerá con el tiempo", ha señalado el técnico

Miguel Martínez se eleva en un partido de esta temporada. - Foto: Atlético Valladolid

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero, ha señalado este jueves que la "complicada situación" que está teniendo que vivir el equipo, ante tanto cúmulo de lesionados, les acabará "enriqueciendo" con el tiempo, pero ahora deben tratar de vadearla.

A las bajas de Diego Camino, Mauricio Basualdo, Alejandro Pisonero y Jorge Serrano, se ha añadido la de Miguel Martínez quien sufre un esguince en el tobillo que le hace ser "muy seria duda" para el encuentro ante el Iberoquinoa Antequera y, en el caso de que pudiera jugar "lo haría muy mermado", ha apuntado durante una rueda de prensa que recoge Efe. "Los dos próximos partidos, el de Antequera, y ante Sinfín en Huerta del Rey son vitales y están marcados en rojo en esta primera vuelta", ha advertido un Pisonero consciente de que su equipo "llega en un mal momento puesto que las lesiones están trastocando lo planteado para esta fase inicial de temporada".

"Pero está claro que no es momento de llorar ni de lamentarse, sino asumir lo que hay y tratar de hacerle frente con otras armas, buscando otras soluciones y cuidando aun más a los que tienen que sacar la situación adelante. Hay que competir, porque necesitamos los puntos", ha precisado.

Respecto al próximo rival, Antequera, ha indicado que es la "antítesis" de su equipo "porque cuenta con muchas rotaciones en la primera línea, y con jugadores de calidad, como Silva, Chispi, Simenas o Gavidia más Castro y Adrián" y, además, "será duro jugar en su cancha, donde su afición presiona mucho".

Pisonero ha recordado que el equipo andaluz "ganó a Logroño y, si bien no ha tenido buenos resultados en las últimas jornadas, es muy buen equipo", aunque ha dejado claro que la intención del Atlético Valladolid es "ir a sumar los tres puntos, con lo que hay y con lo que se pueda sacar".

El técnico del conjunto vallisoletano era consciente de que los nuevos jugadores necesitarían "un tiempo de aclimatación", pero las lesiones "lo han complicado todo" y ahora hay que "hacer otro planteamiento, pedir más a gente muy joven como Roki que, al igual que el resto de la plantilla, es un ejemplo de entrega, sacrificio y solidaridad".

"Iremos recuperando piezas y esperamos ir de menos a más y ver una cara distinta del equipo, pero ahora lo que hay es que los tres zurdos están lesionados -Miguel Martínez, Basualdo y Serrano- y que los jugadores van poco a poco, como Roki, que aporta frescura, pero condiciona nuestro juego, ya que quita rigurosidad y disciplina en ataque", ha añadido.

Por tanto, "es importante dar valor a lo que se va consiguiendo y a la actitud de todos los jugadores, que dan el máximo, por lo que no se les puede exigir más, salvo que traten de seguir así, y que la portería se mantenga como un puntal que permita contrarrestar la menor capacidad ofensiva", ha concluido.