Los expedientes activos de violencia de género suben un 52%

SPC
-

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, alude al trabajo con colectivos rurales para prevenir el maltrato e insiste en las denuncias al 016, cuyas llamadas han descendido

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, presenta los datos del Observatorio contra la Violencia de Género en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. - Foto: Ical

Los informes de valoración de la violencia de género (Invige), analizados en la reunión de hoy por la Sección de Género de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, mantienen abiertos desde la creación de este organismo en Castilla y León en 2016 un total de 2.789 expedientes, de los cuales se han incorporado hasta septiembre de este año 1.804. En la presentación del estudio, la consejera de Familia e Igualdad e Oportunidades, Isabel Blanco, destacó que se ha detectado un repunte de casos de maltrato entre jóvenes y personas mayores de zonas rurales.

Por ello, la consejera se refirió a la importancia que tienen las medidas de concienciación para combatir el maltrato. “Hemos creado dos campañas de sensibilización y reforzado las acciones de formación de profesionales para detectar y atender este tipo de casos. Los programas educativos han llegado a más de 28.000 personas entre estudiantes, niños y niñas, 2.500 padres, profesores, educadores, monitores deportivos y 1.800 jóvenes en el ámbito universitario y el asociacionismo juvenil con apoyo del Consejo de la Juventud…. Y en se línea debemos seguir trabajando”, expuso.

Además, Blanco aludió a las dos campañas de sensibilización iniciadas para jóvenes y mayores, sobe todo en el medio rural, denominadas ‘Que nadie te apague’, y ‘Por ahí no, es agresión sexual’, para que se denuncien las situaciones de maltrato ocultas a veces y que incluyen la prevención de agresiones sexuales dirigidas especialmente al público joven, ante la proliferación de casos y la necesidad de dejar claros los límites. “Para el caso de los jóvenes desde la Consejería se hace especial incidencia en la nuevas tecnologías ya que se les debe concienciar de que deben llevar a cabo un uso responsable”, precisó

Asimismo, recordó que la Junta ha puesto en marcha hace 15 días una Red Social de detección de situaciones de violencia de género en el mundo rural, puesto que se trata de una sociedad con roles más tradicionales donde las víctimas en ocasiones son más reacias a denunciar. “Hay muchos casos ocultos en esta franja de población y donde residen, ya que cuesta mucho dar ese paso”, agregó.

Grupos de trabajo rurales

Así, en la Red han creado grupos de trabajo con el tercer sector para aprovechar y coordinar los recursos y programas que ofrecen en el medio rural, junto a asociaciones vecinales y otro tipo de establecimientos como farmacias o comercios de proximidad, y las entidades locales se integrarán también en ella.

“Hay que ser capaces de colaborar con estas entidades ya que muchas veces pueden llegar más a la gente que los Ceas o las administraciones. Por ello, pueden ayudar a detectar esos casos de violencia de género y denunciarlos. Así, vamos a formar a más gente para ayudar a esas mujeres y que conozcan el procedimiento de derivación una vez que se detecta la existencia de maltrato en zonas rurales”, concretó Blanco.

El perfil de la mujer que sufre maltrato sigue siendo mayoritario entre los 31 y 45 años, un 48,44 por ciento, y predomina la que reside en el ámbito urbano con un 75,04 por ciento frente a la que lo hace en el medio rural, con un 24,96 por ciento de los casos.

El informe, dado a conocer por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, revela que por tipo de violencia, la física y psicológica representa un 58,52 por ciento, la exclusivamente psicológica representa un 28,68 por ciento, la sexual un 12,15 por ciento y la trata de mujeres un 0,65 por ciento.

Por edades, a la franja mayoritaria de mujeres de entre 31 y 45 años que sufren violencia de género, con el aludido 48,44 por ciento, le siguen las situadas entre 46 y 64 años, un 26,35 por ciento; de 18 a 30 años, un 19,65 por ciento; las de 65 y más años, un 4,84 por ciento; y las menores de 18 años, un 0,72 por ciento. En cuanto a las víctimas especialmente vulnerables figuran las inmigrantes con un 20,90 por ciento; las que tienen discapacidad con un 7,28 por ciento; las que proceden de minorías étnicas, con un 4,23 por ciento; y las que padecen problemas de drogodependencia, con un 3,94 por ciento.

2.569 denuncias judiciales

En cuanto a las denuncias y órdenes de protección en el ámbito judicial, se produjeron 2.569, un 7,6 por ciento más que en 2018, con un 0,0069 por ciento de ellas consideradas falsas, mientras que se solicitaron 709 medidas de protección a las víctimas de violencia de género, siendo concedidas 503 (70,95 por ciento) e inadmitidas 206. Actualmente 1.218 mujeres cuentan en Castilla y León con protección policial al tener un nivel de riesgo alto.

Además, un total de 484 mujeres utilizan el denominado Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género (Atempro), que consiste en la entrega de un dispositivo móvil que permite a las usuarias entrar en contacto en cualquier momento con un Centro atendido por personal especializado.

En cuanto al asesoramiento jurídico, se dio asistencia letrada gratuita en 33 procedimientos penales por agresiones sexuales y se iniciaron dos procedimientos en el caso de huérfanos y familias. También se presta ayuda jurídica en corporaciones locales donde se atendieron a 79 mujeres en lo que va de año, 21 en el medio urbano y 58 en el rural, y Cruz Roja lo hizo con 128, de ellas 95 residentes en ciudades y 33 en pueblos.

La consejera insistió en que lucha contra la violencia de género es uno de los principales compromisos que se marca la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, coincidiendo con la reunión que ha mantenido la Sección de Género del Observatorio de Castilla y León, en la que se tuvo un recuerdo especial para las tres víctimas mortales que ha provocado este año en la Comunidad.

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, destacó la importancia que tiene denunciar en el teléfono 016, que no deja rastro en la factura telefónica, aunque es necesario borrar el historial de llamadas. “Este año ha bajado el número de llamadas y no se sabe bien por qué y se está estudiando la posible causa para animar a todas las víctimas de maltrato a que lo denuncien”, dijo.

La Sección de Género del Observatorio de Castilla y León reflejó en su informe presentado hoy que la atención a las víctimas de violencia y a sus hijos es una prioridad. De hecho, la Comunidad cuenta con 17 Centros de Acogida (3 centros emergencia y 14 casas acogida), donde en 2019 han recibido apoyo 367 personas (222 mujeres y 145 menores).

Ayudas económicas

Además, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades trabaja en el refuerzo de las ayudas económicas y en el acceso a la prestación de Renta Garantizada de Ciudadanía (208 mujeres víctimas de violencia de género accedieron a ella o la percibieron algún mes del año 2019). A estas medidas se unen los servicios de apoyo personal y familiar, psicológicos, de asistencia jurídica o de atención integral a mujeres víctimas de violencia de género con discapacidad física o por enfermedad mental grave.

Asimismo, los huérfanos a causa de este tipo de maltrato perciben una ayuda de 5.000 euros anuales en Castilla y León, hasta la mayoría de edad, y disponen de acceso gratuito en todas las universidades de la Comunidad.

Finalmente, Isabel Blanco señaló que se firmará un protocolo con las entidades locales para la prevención de agresiones sexistas en las fiestas patronales que incluya medidas como teléfonos de ayuda, espacios de encuentro informativos y coordinación de los recursos disponibles en el modelo Objetivo Violencia Cero.