Los alcaldes se centrarán en el empleo y la despoblación

R. Gris
-
Los alcaldes se centrarán en el empleo y la despoblación - Foto: J.Tajes

Los regidores afrontarán proyectos «de imperiosa necesidad» e intentarán mejorar las prestaciones sociales a los vecinos. Continúan con la idea de no acometer proyectos «faraónicos»

Los alcaldes tienen claro cuáles serán sus objetivos primordiales durante este mandato. Tras jornadas de diálogo con otras formaciones políticas para llegar a acuerdos de gobierno, los alcaldes se centran en sacar adelante sus proyectos. La despoblación, los servicios sociales y el empleo serán los tres pilares básicos de las políticas de los consistorios vallisoletanos durante los próximos cuatro años. Las dispares características de los 225 municipios vallisoletanos imposibilitan que las necesidades que afronta cada uno de los regidores sean parejas, pero los ediles sí coinciden en que los consistorios deben centrarse en frenar la sangría poblacional, en la aprobación de planes de empleo que mejoren la cifra de ocupados en los municipios y en seguir prestando ayudas y servicios para aquellos vecinos que cuentan con menor renta económica y pasan por más necesidades. 
Evidentemente, los proyectos que están en marcha y algunos nuevos también están dentro de la prioridades, tanto de los nuevos como los ‘viejos’ alcaldes, pero señalan que «no es tiempo» de grandes obras faraónicas, y sí de centrarse en las personas. Matizan que no van a dejar bajo ningún concepto de invertir en la mejora de los servicios sociales que se prestan desde el ámbito municipal ?y también van a intentar continuar invirtiendo en la mejora del empleo, dentro de sus posibilidades. 
A excepción de los municipios del alfoz, los regidores también muestran su preocupación por la despoblación que sufre la provincia tanto en la zona norte como en la sur. Tanto Medina del Campo como Medina de Rioseco están viendo cómo su población está estancada algunos años u otros registra un ligero descenso e intentarán poner encima de la mesa medidas para atraer nuevos vecinos. Algunos regidores de pueblos más pequeños incluso dan la batalla por perdida y confían en las medidas que se puedan adoptar desde administraciones de mayor entidad, como la Diputación y la Junta de Castilla y León. 
Los municipios de la provincia cerraron el mes de mayo con 11.386 parados, un dato notablemente inferior al registrado al comienzo del mandato. Los regidores consideran que tienen que continuar mejorando esas cifras. «Nosotros tenemos que continuar porque hemos cerrado con unos datos muy buenos de desempleo», destaca el regidor de Tudela de Duero, Luis Gómez. 
Las localidades que cuentan con polígonos industriales en desarrollo pretenden asentar las bases para que se asiente un mayor número de empresas. Es el caso de Laguna de Duero, donde el alcalde, Román Rodríguez, pretende potenciar el polígono de los Alamares y también en el caso de Tordesillas, donde el equipo de Gobierno pretende afianzar el polígono industrial una vez que se ha conseguido dotarlo de todos los servicios. ?Arroyo y Medina de Rioseco están en la misma situación y en el caso de Medina del Campo tiene en marcha un plan de reindustrialización para dotar a la comarca mayores posibilidades de empleo, que alivie la tasa de desempleo de la comarca. 
Aquellos alcaldes que se tienen clara la idea de realizar proyecto de cierta envergadura los llevarán a cabo ante la imperiosa necesidad para el municipio. Es el caso de La Cistérniga, que pretende terminar  este mandato el centro de salud, el instituto y ?la residencia de ancianos. El primero porque considera que la población ya no está bien atendida en el consultorio médico, donde faltan facultativos, como por ejemplo pediatras. El instituto ya está en marcha y la residencia de ancianos se considera fundamental.  
En el caso de Medina de Rioseco, el alcalde, David Esteban se centrará en la consecución del Área de Rehabilitación Urbana, que pretende afrontar obras en 125 viviendas de la localidad, pero tampoco se descuidará la ampliación del centro de salud, donde ya se ha afrontado la primera fase. 
En Arroyo de la Encomienda, el regidor, Sarbelio Fernández, se centrará en la finalización de la Casa de la Música, una inversión de seis millones de euros, pero también en dotar de un mayor número de servicios a los vecinos de Las Lomas y Sotoverde y en la finalización de los nuevos campos de fútbol.  
En el caso de Peñafiel, los objetivos serán continuar con las bajadas de impuestos y, al igual que Rioseco, en el Área de Regeneración Urbana, que afectará a unos 800 inmuebles. También pretende afrontar la ampliación de la residencia de ancianos de la Santísima Trinidad. 
En definitiva, proyectos necesarios para los pueblos que huyen de las grandes empresas «faraónicas» de tiempos pasados. Lo más importante será continuar con los servicios sociales y el empleo.