Cáritas asiste a un 57% más de personas que antes de la crisis

Agencias
-

La organización resalta el gran repunte de usuarios durante la pandemia y destaca que uno de cada tres beneficiarios es la primera vez que demanda ayuda

Cáritas asiste a un 57% más de personas que antes de la crisis - Foto: Marta Fernández Europa Press

Cáritas Española alerta del incremento de las situaciones de necesidad que ha provocado la crisis sanitaria por el coronavirus. Una realidad que se ha traducido en un aumento del 57 por ciento en la cifra de personas atendidas a través de los programas de acogida y asistencia de esta organización.
Es una de las conclusiones del Informe 2020 de la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada, que cuenta con el impulso de Cáritas), presentado ayer, en el que se destacó que «la pandemia ha anulado en solo dos meses el efecto de la recuperación y hemos vuelto a las cifras del peor momento de la última crisis».
Para intentar cambiar la situación, la organización lanza varias propuestas, como consolidar el ingreso mínimo vital y que se desvincule del derecho a recibir apoyo para la inclusión social. También insta a un doble derecho, a la supervivencia material y a la inclusión social, y se pide que a las medidas de lucha contra la pobreza se sume un complemento para el acceso a la vivienda.
Otros retos para pasan por revisar la atención a la dependencia, visibilizar el pilar de los cuidados, sacándolo del debate de círculos reducidos, y construir puentes en un contexto de fuerte enfrentamiento político-social.
La encuesta, realizada a las 70 organizaciones de Cáritas Diocesanas, confirma que en los últimos tres meses el número de peticiones de ayuda que han recibido se ha incrementado un 77 por ciento.
Las demandas presenciales cayeron un 26 por ciento, pero se elevaron las solicitudes por teléfono un 60 y un 20 por ciento a través de redes sociales, correo electrónico y web. Las ayudas se basaron en los ámbitos clásicos de alimentación o vivienda, y se sumaron las de solicitud de conexión y dispositivos electrónicos para seguir el ritmo escolar, la asistencia para trámites online y el apoyo afectivo ante situaciones de soledad.
En cuanto al perfil de las personas que acudieron a Cáritas, se constata la llegada de gente que nunca antes se había acercado: una de cada tres personas es nueva o hacía más de un año que no solicitaba ayuda. En cifras globales, el 26 por ciento de quienes reclamaron asistencia por la crisis era la primera vez que lo hacían.
La encuesta puso también el foco en la realidad de las personas sin hogar, especialmente expuestas al impacto del coronavirus, al carecer de un domicilio donde recluirse.
En 2019 Cáritas gestionó 5.000 plazas dirigidas a sin techo. Sin embargo, en los últimos tres meses, se crearon más de 1.300 nuevas plazas complementarias en España.