El Girona, atento a una posible sanción del Real Valladolid

Efe
-
El Girona, atento a una posible sanción del Real Valladolid

El presidente del club catalán, Delfí Geli, se pondrá en contacto con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para descubrir si salió perjudicado en el caso Oikos

El presidente del Girona, Delfí Geli, ha admitido este martes en la emisora 'RAC1' que el club catalán se pondrá en contacto con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para descubrir si salió perjudicado en el caso Oikos, en el marco del cual podría haberse amañado el duelo de la última jornada de LaLiga entre el Real Valladolid y el Valencia en Zorrilla (0-2).
"Tienen que actuar y ser muy diligentes en esta situación. Siempre han dicho que no aceptarían ningún tipo de influencia ", ha enfatizado el máximo dirigente de un Girona que, queda a la espera de poder sacar un beneficio en el caso de que se confirme que siete futbolistas del conjunto pucelano fueron sobornados a cambio de dejarse ganar y el Valladolid fuera sancionado.
El Girona ha sido uno de los tres descendidos a Segunda y, ante este escenario de supuesto amaño, el club gerundense espera acabar esquivando el descenso.
"El Girona es ahora mismo equipo de Segunda, pero veremos qué va pasando", ha añadido Geli, consciente de que las posibilidades son remotas.
Aun así, el presidente del Girona ha insistido en que "reaccionaríamos rápidamente" si el club acabara quedándose en la máxima categoría del fútbol español, a consecuencia de una hipotética sanción al Valladolid "porque no es lo mismo competir en Primera que hacerlo en Segunda".
"Tenemos que estar pendientes de la situación. Nuestra obligación es seguir el caso y saber cómo tenemos que actuar", ha remarcado un Geli que, además, también ha destacado que las evidencias de lo que pasó en el encuentro entre el Valladolid y el Valencia "son bastante claras".
"Todos los clubes de Primera División somos conscientes de nuestras responsabilidades y de lo que puede suceder si pasan cosas así. Y los jugadores, también. Es complicado comenzar otra liga con esta situación. Lo mejor para el deporte sería que esto se resuelva", ha concluido el presidente del Girona. 

Pere Guardiola

Pere Guardiola, presidente del Girona Football Group, propietario junto al City Football Group del 88,6% de las acciones del club de Montilivi, también ha dicho este martes que llegará "hasta el final para defender los intereses del club, de los aficionados y de la competición" a raíz del caso Oikos. Ante las informaciones que apuntan a que el partido de la última jornada de LaLiga entre el Real Valladolid y el Valencia en el Estadio José Zorrilla (0-2) pudo ser amañado, Guardiola ha calificado esta posibilidad de "gravedad extrema".
"Entendemos que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) defenderán la honradez de la LaLiga. Como parte afectada, pediremos tener la máxima información posible. Haremos todos los pasos que sean necesarios", ha remarcado Guardiola antes de admitir que están estudiando jurídicamente el caso con dos bufetes de abogados. Guardiola también ha insistido en que "bajar a Segunda División ha sido un golpe muy duro para todos". "Ahora tenemos que seguir trabajando para volver a Primera. El proyecto no tiene que variar si acabamos bajando a Segunda. Con el descenso no cambia nada", ha añadido en nombre de los propietarios de la entidad.