El derbi abre el telón

Agencias
-

El duelo de rivalidad andaluza por excelencia entre Sevilla y Betis reanuda una Liga atípica sin espectadores y marcada por el protocolo sanitario contra el coronavirus

Éver Banega conduce el balón ante la presión de Sergio Canales en el encuentro entre los dos equipos hispalenses jugado en el Benito Villamarín el pasado 10 de noviembre.

Es el derbi andaluz por excelencia. El Sevilla contra el Betis, ese enfrentamiento de máxima rivalidad con el que se reanuda hoy LaLiga, tras el parón por la pandemia. Será el derbi más atípico de su centenaria historia, pues llega rodeado de incógnitas tras tres meses sin competición y un Sánchez Pizjuán con las gradas vacías, aunque en la ciudad la pasión será la de siempre.
Con los jugadores confinados en sus domicilios durante dos meses y con otro de trabajos sobre el césped en diversas fases antes de los entrenamientos con la plantilla al completo, se presentan ahora 11 jornadas en las que los dos equipos intentarán trasladar las buenas sensaciones que dejaron en sus últimos partidos, los que disputaron en marzo antes de la suspensión del torneo.
El Sevilla sacó un meritorio empate en el Wanda Metropolitano (2-2) ante el Atlético de Madrid, con el que mantuvo la tercera plaza en la clasificación, y el Betis le ganó al Real Madrid en el Villamarín (2-1), resultado que devolvió la ilusión para retomar la escalada hacia puestos europeos.
Con esos antecedentes se presentaba una semana después otro apasionante derbi, fijado para el 15 de marzo, pero que ha tardado en llegar tres meses y rodeado de unas connotaciones muy distintas.
Los sevillistas aparecen en la tabla con 14 puntos más que los verdiblancos, aunque en estos partidos ese dato cuenta poco y más con el factor de apoyo de la grada perdido, como se puede comprobar desde que se reanudó la Bundesliga, con mejores resultados para los visitantes.
Sí se ha beneficiado el equipo de la recuperación del centrocampista brasileño Fernando Reges, uno de los indiscutibles para Lopetegui. La disponibilidad de Fernando paliará la ausencia de otro medio de contención, el serbio Nemanja Gudelj, que debe cumplir sanción por acumulación de amonestaciones. 
El problema ahora es el estado físico del extremo argentino Lucas Ocampos, el máximo goleador del equipo, que en los últimos días ha estado mermado físicamente, por lo que una posible ausencia sería suplida por Jesús Fernández ‘Suso’, Oliver Torres o Munir El Haddadi. También en la delantera, el neerlandés Luuk de Jong y el marroquí Youssef En-Nesyri optan al puesto.
Con esto, aunque con la incertidumbre de cómo se han presentado otros, el preparador vasco tiene la posibilidad de montar su equipo base con Vaclík, Jesús Navas, Diego Carlos o Éver Banega, entre otros.
una lejana meta. El Betis, por su parte, inicia su particular recta final liguera en pos del lejano objetivo europeo fijado a comienzo de la temporada y, para ello, además de lo mucho que supone en moral y autoestima el derbi, no tiene excesivo margen para errores que amplíen la distancia de 12 puntos con los puestos de Liga Europa, ya que los béticos cuentan con 33 puntos en la duodécima posición.
El técnico del equipo, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', va con casi todo, con la excepción del delantero Juanmi Jiménez, en la fase final de su recuperación de una operación de fascitis plantar; y del centrocampista Javi García, quien padece una elongación en un gemelo que le tendrá de bajas unos siete días.
Además de un ‘once’ de salida que poco diferirá del suyo tipo, el preparador catalán jugará con la baza de los cinco cambios en función de la forma de sus futbolistas y el desarrollo del partido.
Ahora todo será nuevo y plagado de incógnitas, aunque Rubi apostará sobre seguro por sus jugadores franquicia, que en poco diferirán de los que lograron victoria bética ante el Real Madrid.
La solvencia atrás, talón de Aquiles de los béticos esta temporada, será clave para las opciones verdiblancas. El francés Nabil Fekir, gran baza del Betis, de Sergio Canales o del capitán Joaquín Sánchez o el extremo Cristian Tello, autor del gol de la victoria ante los merengues.
La línea defensiva diferirá poco de la puesta en liza esta  temporada, con dos laterales de largo recorrido como el brasileño Emerson Aparecido por la derecha y Álex Moreno por la izquierda; y la pareja de centrales formada por el argelino Aïssa Mandi y Marc Bartra.
En una defensa de tres centrales, Rubi podría dar entrada a Sidnei, Feddal, Édgar González o el mediocentro argentino Guido Rodríguez.
Joaquín, por calidad y experiencia en este tipo de partidos, ha sido ‘mimado’ con un plan especial junto con el internacional portugués William Carvalho, aunque cuenta con mayores papeletas para salir el mexicano Andrés Guardado.
El gol, en principio, será cosa de Loren Morón, máximo anotador verdiblanco con 11 tantos y recién renovado hasta 2024; aunque también está Borja Iglesias para reivindicarse.
En todo caso, un derbi es siempre algo nuevo y a ello se unen las novedades impuestas por las circunstancias.