RDT, la gran amenaza para los blanquivioleta

M.B
-
RDT, la gran amenaza para los blanquivioleta

El delantero, ex del Real Valladolid, es el pichichi del Rayo con 14 goles. Hace dos temporadas ya le anotó a los blanquivioleta aunque no lo celebró

«Si el Valladolid estuviese en Segunda, me quedaría aquí». Esta frase le persigue a Raúl de Tomás cada vez que se enfrenta al Pucela. La dijo en junio de 2017, cuando vestía la camiseta blanquivioleta cedido por el Real Madrid y cuando se hablaba de su futuro. Por entonces, varios clubes ya habían llamado a su puerta después de ver la campaña que había firmado el delantero madrileño en el Real Valladolid, con 14 goles. 
Raúl de Tomás, hoy RDT, salió de nuevo cedido ese verano. El Real Valladolid se quedó en Segunda y él se decidió por el Rayo, también en la segunda división, algo que encorajinó a una afición que no entendió que el punta, que había asegurado que jugaría en el Pucela si seguía en esa categoría y no le llegaba una oferta de Primera, hubiese cambiado de decisión.
El delantero fue el año pasado el gran protagonista del ascenso del Rayo, anotando 24 goles, siendo el segundo máximo anotador de la categoría después de Jaime Mata. Llegó incluso a marcar ante los pucelanos, en Vallecas, en la jornada 8; y en el José Zorrilla, en el empate a 1 de la 29ª, aunque no lo celebró en ninguno de los dos casos.
Sus buenas temporadas en Valladolid y Vallecas le valieron la renovación con el Real Madrid, con el que llegó a debutar en la Copa en 2014 de la mano de Ancelotti, jugando al lado de Keylor Navas, Nacho, Varane, Isco o Benzema, hasta 2023.
Su debut en Primera ha sido esta temporada, con el Rayo, donde sigue cedido por la entidad blanca. Acumula 14 goles y es el máximo anotador de los vallecanos.
En el encuentro de la primera vuelta en el José Zorrilla fue titular y jugó los 90 minutos, aunque no marcó en el 0-1 de los madrileños. Prácticamente lo ha jugado todo esta temporada, con 31 partidos en sus piernas y este domingo, si Paco Jémez así lo estima, será el principal peligro de su equipo, la gran amenaza con su posicionamiento, sus caídas a banda para sacar de zona a los centrales y su remate. Porque si por algo se caracteriza es por armar la pierna sin apenas necesitar espacios.